Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Diego Osorio Villegas

(? - Santo Domingo, 1600) Militar y administrador colonial español. Fue gobernador y capitán general de la provincia española de Venezuela entre 1589 y 1597 y de la Real Audiencia de Santo Domingo entre 1597 y 1600.

Diego Osorio Villegas participó en las campañas españolas en las guerras de Flandes durante quince años y, durante nueve, sirvió en la flota de galeras en Italia y España. Posteriormente se trasladó a América para ejercer el cargo de comandante de la flota de galeras española en Santo Domingo. El 4 de diciembre de 1588 recibió de Felipe II nombramiento como gobernador de la provincia de Venezuela.

Llegó a Venezuela en mayo del año siguiente y se estableció en Caracas. Junto a él viajó desde Santo Domingo su secretario, Simón de Bolívar el Viejo, primer ancestro del Libertador que se estableció en tierras venezolanas. En 1589, ante la acuciante falta de liquidez de la hacienda provincial, Osorio consiguió que el consejo del cabildo aprobara el 9 de septiembre dar curso de moneda legal a las perlas de la isla Margarita. Ese mismo año convocó en Caracas a los procuradores de las principales ciudades de la provincia, a fin de que eligieran al procurador que representaría los intereses de Venezuela ante la corte madrileña. Resultó elegido Simón de Bolívar el Viejo.

Éste desempeñó sus funciones en España entre 1590 y 1592 con notable éxito y logró la aprobación por parte de la Corona de la mayoría de las propuestas venezolanas (fundación de una escuela de primeras letras en Caracas, del seminario de Coro en la sede del obispado venezolano, el permiso para la introducción de la trata de negros y el otorgamiento de un escudo de armas para la ciudad de Caracas).

Durante el mandato de Osorio se inició en 1589 la construcción de un fuerte, una atarazana y un muelle. Alrededor de estas instalaciones iría concentrándose rápidamente la población, de tal forma que a partir de 1590 se configuró la nueva localidad portuaria de La Guaira (actual departamento de Vargas). Osorio se ocupó asimismo de reformar las ordenanzas municipales para adaptarlas a las nuevas necesidades administrativas. A fin de registrar la historia de la colonia venezolana, propuso al cabildo la contratación del poeta Fernán de Ulloa para que compusiera la crónica de la conquista española y de sus hechos más importantes.

Sus buenas relaciones con el cabildo le permitieron imponer la nueva cédula real sobre las alcabalas, destinada a la reconstrucción de la flota de Indias, sin que ello provocara disturbios, como había ocurrido en otras provincias americanas. Mantuvo, en general, un política de pacificación y trató de evitar los conflictos entre los españoles y la población indígena, intentando controlar los abusos de los encomenderos.

Entre 1594 y 1595 realizó la visita a todo el territorio de la provincia a la que le obligaba su cargo. Durante su ausencia, el corsario Amyas Preston atacó y saqueó Caracas (1595), pese a la heroica defensa de la ciudad realizada por el lugarteniente de Osorio, Alonso Andrea de Ledesma. A su regreso a la capital, el gobernador organizó la defensa del litoral frente a los ataques de los piratas británicos, ordenando el establecimiento de guarniciones fijas en las fortificaciones costeras.

En Caracas casó con Beatriz de Herrera y Molina. En 1597 fue nombrado presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo. En abril de ese año realizó el traspaso de poderes a su sucesor en la gobernación de Venezuela, Gonzalo de Piña Ludueña. Al parecer, su gobierno fue muy estimado entre la población colonial, que, al término de su mandato, solicitó a la Corona su ratificación en el cargo. Sin embargo, Osorio partió hacia Santo Domingo, donde murió tres años después. Según las crónicas, a su muerte le fue concedido el título de "padre de los pobres" y los esclavos negros de los ingenios dominicanos le lloraron en multitudinarias misas públicas.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos