Mariano Picón Salas

(Mérida, 1901 - Caracas, 1965) Escritor, historiador y diplomático, considerado el mayor ensayista venezolano del siglo XX. Estudió historia y filosofía y letras en la Universidad de Santiago de Chile, graduándose en 1928. Enseñó historia del arte y literatura en las Facultades de Bellas Artes y Filosofía de esta casa de estudios (1928-1935), de la que fue rector (1932). Fue cofundador del grupo literario Óndice en la capital chilena (1930).


Mariano Picón Salas

En 1936 regresó a Venezuela y desarrolló una intensa actividad política e institucional: participó en la fundación de la Organización Revolucionaria Venezolana (ORVE) y en la del Instituto Pedagógico Nacional (1936); asumió la dirección de Cultura y Bellas Artes en el Ministerio de Educación (1938-1940). En 1943 fue nombrado agregado cultural de la embajada de Venezuela en Washington, y durante un año fue profesor visitante en varias universidades estadounidenses, incluidas las de Columbia y California. De regreso a Caracas, dirigió el diario El Tiempo, antes de ser nombrado embajador en Colombia (1946-1948).

Después del derrocamiento de R. Gallegos marchó al exilio e impartió cursos en el Colegio de México. En 1952 regresó al país. Ese mismo año comenzó a dirigir el "Papel Literario" de El Nacional. Fue también embajador de Venezuela en Brasil y México, y delegado ante la Unesco. Fundó y dirigió el Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA) en 1963, cargo que desempeñó hasta su muerte.

Su obra abarca todos los géneros, salvo el teatro: poesía, novela, ensayo, biografía, historia, crítica. Entre sus publicaciones hay quien estima la más trascendente De la Conquista a la Independencia o Tres siglos de Historia Cultural; en ella aparece el criterio del investigador moderno y capaz, abierto a todas las tendencias y repleto de un profundo sentido humano; pero no es de menor altura la biografía novelada Pedro Claver, el santo de los esclavos (1950), ni tampoco los ensayos Preguntas a Europa (1937) y Viaje al amanecer (1943). De menos jerarquía son relatos como Los tratos de la noche (1955).

Otras obras suyas son Buscando el camino (1921), Mundo Imaginario (1927), Odisea de Tierra Firme (1931), Problemas y método de la Historia del Arte (1933), Registro de huéspedes (1934), Intuición de Chile y otros ensayos (1935), Formación y proceso de la Literatura venezolana (1940), Miranda (1946), Europa y América (1947), Comprensión de Venezuela (1949), Los días de Cipriano Castro (1954), Regreso de tres mundos (1959) y Los malos salvajes (1962).

El asunto central de su obra, que desarrolla desde múltiples facetas, es la universalidad de la cultura hispanoamericana y la necesidad para las naciones del continente de lograr un tipo de desarrollo compatible con el respeto a la dignidad de sus habitantes. Son notables asimismo sus biografías de Francisco de Miranda (1946) y Cipriano Castro (1953). Recibió el Premio Nacional de Literatura en 1954, compartiéndolo con A. Uslar Pietri.