Cneo Pompeyo

(Cneo Pompeyo el Joven; c. 78-45 a.J.C.) Patricio romano. Hijo mayor de Cneo Pompeyo Magno o el Grande y hermano de Sexto y Pompeya, a la muerte de su padre en Farsalia prosiguió la lucha iniciada por éste y se enfrentó a los ejércitos de Julio César por el dominio de las provincias hispanas.


Pompeyo el Joven

Conquistó sin dificultad las islas Baleares, a excepción de Ibiza, que opuso una dura resistencia. Seguidamente desembarcó en la Península, ganó diversas ciudades y puso sitio a Cartagena (Murcia), lo que dio lugar a la segunda campaña cesariana en la Península. Sus fuerzas aumentaron con rapidez en la Ulterior, donde ganó sin resistencia varias ciudades. La provincia respondía, así, a las esperanzas del frente senatorial, donde el bando pompeyano contaba con una fuerte clientela militar, así como con el apoyo de parte de la población civil.

El propio Cneo Pompeyo se hizo cargo de uno de los frentes en que se dividieron los pompeyanos, sitiando la ciudad de Ulia (Montemayor, Córdoba), plaza fiel a César. La estrategia de Pompeyo era apoyarse en la defensa de las ciudades para prolongar el conflicto y provocar la renuncia enemiga. Julio César, por el contrario, buscaba el combate en campo abierto, apoyándose en la superioridad de sus fuerzas.

Pompeyo acudió al auxilio de su hermano Sexto en Corduba (Córdoba), sitiada por las fuerzas cesarianas, y socorrió a la plaza de Ategua (Teba la Vieja, Castro del Río, Córdoba), logrando que su lugarteniente Munacio Flaco entrara en ella y dirigiera la defensa. Parte de los sitiados era, sin embargo, favorable a pactar con César, que entró en la ciudad en el 45 a.C.

En marzo de ese mismo año, los dos bandos se enfrentaron en la llanura de Munda (Montilla, Córdoba), batalla que significó la derrota pompeyana. La victoria de César obligó a Pompeyo a huir hacia sus bases navales en Carteya (bahía de Algeciras, Cádiz) y a embarcarse con su flota. Ésta fue alcanzada y destruida por Cayo Didio, lugarteniente de César. Pompeyo huyó al interior, pero fue descubierto, detenido y asesinado por los soldados en Lauro. Su cabeza fue entregada a César, que la hizo exponer en Sevilla.