Ignacio Ramírez

(San Miguel Allende, Guanajuato, 1818 – México, 1879) Escritor y político mexicano, conocido como el Nigromante. Siguió estudios de artes y derecho en Ciudad de México, adonde se había trasladado en 1835.

En 1845 se inició en el periodismo con la publicación de Don Simplicio. Fundó también El Clamor Progresista, que sostenía la candidatura de Miguel Lerdo de Tejada, y La Insurrección, en Sonora, donde apareció la discusión con Castelar acerca de la emancipación de los pueblos hispanoamericanos.

Colaboró además en El monitor republicano y en El Correo de México, fundado por Ignacio Manuel Altamirano, y tomó parte en innumerables discusiones en sociedades científicas, liceos y escuelas nacionales. Perteneció a la Academia de Letrán, en cuya ceremonia de ingreso pronunció un famoso discurso de signo ateo que produjo protestas.

En el terreno político, Ignacio Ramírez fue uno de los más destacados miembros del movimiento liberal; por su actividad política tuvo que sufrir penas de destierro y encarcelamiento. Fue diputado al Congreso Constituyente y ministro de Justicia y Fomento en el gabinete de Juárez. Durante el Imperio estuvo desterrado en California. Restablecida la República, fue magistrado de la Suprema Corte de Justicia.

Considerado como uno de los grandes prosistas del siglo XIX y hombre de vasta cultura, Ignacio Ramírez escribió sobre materias dispares. Entre sus obras destacan La lluvia de azogue (1873), Observaciones de meteorología marina y Lecciones de literatura (1884).