Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Juan Roig

(Valencia, 1949) Empresario español. Juan Roig Alfonso nació el 8 de octubre de 1949 en Valencia, en el seno de una emprendedora familia que formarían seis hermanos, cuyo padre regentaba la empresa Cárnicas Roig, ubicada el la localidad valenciana de Pobla de Farnals, donde, desde muy joven, Juan se familiarizó con los entresijos de un negocio dirigido básicamente a la alimentación. Y es que, en el año 1977, sus padres Francisco y Trinidad decidieron transformar sus carnicerías en tiendas ultramarinos, lo que supuso el nacimiento de Mercadona.

La experiencia adquirida en el negocio familiar y su voluntad de emprender un negocio lo animaron, cuando ya se había licenciado en económicas por la Universidad de Valencia, a adquirir Mercadona a su padre. En la operación también participaron su esposa Hortensia y sus hermanos Fernando, Trinidad y Amparo, pero fue Juan Roig quien asumió la dirección de la empresa. En este momento, Mercadona inició su actividad independiente con ocho tiendas de aproximadamente 300 metros cuadrados.

Su hermano Fernando pondría en marcha también otra aventura comercial que le llevó a convertirse en presidente de los azulejos Pamesa, que patrocina el equipo de baloncesto valenciano del mismo nombre que participa en la Liga ACB. Además, Fernando es el actual presidente del Villareal F.C.


Juan Roig

En 1990, Juan Roig y su esposa Hortensia Herrero pasaron a ostentar la mayoría del capital de la compañía y a seguir por aquel camino que, en apenas dos décadas, con su particular filosofía empresarial, cuya máxima es invertir los beneficios en la ampliación y expansión de la empresa, convirtió a Mercadona en una referencia obligada dentro del sector de la distribución en España.

El espíritu empresarial de Mercadona

Actualmente, Mercadona es una compañía de supermercados de capital español y familiar cuyo objetivo es satisfacer plenamente todas las necesidades de alimentación, limpieza del hogar e higiene de sus clientes. Y es que, además de alimentación fresca y seca, Mercadona también ofrece a sus clientes productos de droguería, perfumería y comida para mascotas. Estas cinco parcelas de negocio se integran en un modelo comercial de barrio que prima la proximidad y el contacto directo con sus “Jefes” (término que utiliza Mercadona para referirse a sus clientes).

Durante el ejercicio de 1993, Juan Roig puso en marcha, en Mercadona, la premisa que impregnaría toda su filosofía empresarial: el Modelo de Calidad Total, que se concretaba en un objetivo básico: la satisfacción de los cinco componentes de la empresa, que son “El Jefe”, El Trabajador, El Proveedor, La Sociedad y El Capital. Así pues, se considera primordial la atención a “El Jefe” (cliente). Esa atención exquisita hacia el comprador se concreta no sólo en un excelente servicio de información y de cajeras atentas y solícitas, sino en la envidiable relación entre el precio y la calidad de los productos de la cadena, fundados en la llamada estrategia SPB (siempre precios bajos).

El segundo foco de atención de Mercadona fueron los trabajadores de la empresa, que en 1999 alcanzó un hito histórico en el sector al tener toda la plantilla (en aquel momento 16.800 trabajadores) con contrato indefinido. Actualmente, los más de 61.000 trabajadores de Mercadona tienen contrato fijo.

Esta consideración al trabajador se complementaba con otros aspectos del contrato laboral, como la participación de los beneficios de la empresa, formación permanente, salario completo durante las bajas laborales y la posibilidad de trabajar cerca del domicilio, «ventajas» que ayudan a conciliar la vida laboral y familiar y que convierten a la plantilla de Mercadona en un colectivo satisfecho y comprometido con los objetivos empresariales. Además, los salarios de los empleados superan la media nacional del sector.

El Modelo de Calidad Total también incide en una atención especial a los proveedores, siguiendo el lema «la calidad no tiene que ser más cara» y la aplicación de una política de acuerdos a largo plazo, realizada bien directamente o a través de los más de cien interproveedores que producen para la cadena, cuya logística funciona como un reloj mediante las plataformas que la empresa posee en Valencia, Barcelona, Madrid, Sevilla, Málaga, Alicante, Gran Canaria y Tenerife.

Igualmente importante es la satisfacción de La Sociedad en la que se integra Mercadona. A tal efecto, con sus tiendas contribuye a modernizar el comercio urbano de los barrios en los que está presente, ya que aporta el dinamismo comercial propio de los millones de familias que a diario depositan su confianza en Mercadona. Finalmente, Mercadona también pone el acento en la satisfacción de El Capital. Juan Roig pone este objetivo en quinto lugar porque entiende que la mejor manera de evolucionar, crecer y obtener buenos resultados económicos es a través de satisfacer primero a “El Jefe”, El Trabajador, El Proveedor y La Sociedad.

Ampliación continua del negocio

El cumplimiento de estos objetivos y su compromiso con la innovación han llevado a la empresa a gozar de un incremento acumulado de la productividad que ha llegado al 20%. Asimismo, el esfuerzo inversor ha permitido a Juan Roig abrir sin cesar nuevas tiendas por toda la geografía española. En 2006 abrió 90 establecimientos, y otros 100 en 2007, con lo que alcanzó la cifra de 1.137 supermercados al cierre de este último ejercicio.

En el año 2007, 3,7 millones de hogares españoles hacían la compra en Mercadona y el objetivo al finalizar el año era realizar una inversión de 600 millones de euros que se destinarían, principalmente, a la apertura de 100 nuevas tiendas, a la reforma de 40 supermercados más, a la finalización del bloque logístico de Ciempozuelos (en Madrid) y a la construcción de otro bloque en León.

Éxito a través de una buena gestión

El salto internacional de la compañía está previsto para el año 2010, a pesar de que todavía no hay pistas sobre que país será el escogido para exportar Mercadona y su modelo empresarial. Según Roig: “Continuamos estudiando el mercado internacional y cada vez sabemos más de él, aunque hoy por hoy no hemos encontrado nada que se ajuste al proyecto. Nuestro horizonte para dar el salto al exterior está en 2010, y para ello tenemos un director general que es el responsable de desarrollar el proyecto”.

Por último, Roig continuará apostando por sus llamados “productos recomendados”, que se diferencian de las marcas blancas porque priman la calidad por encima del precio y porque especifican en sus etiqueta el nombre del fabricante (que tiene que ser líder en su sector). Concretamente, el 35% de las más de 9.000 referencias corresponden a las marcas Hacendado (alimentación), Bosque Verde (droguería), Deliplus (perfumería) y Compy (comida para mascotas), todas ellas exclusivas de Mercadona. En sus planes entra también llegar a comercializar a medio plazo el pescado envasado, apuesta que no pondrá en marcha en todas las tiendas de la Península hasta que hayan concluido las pruebas de aceptación que se están realizando en algunos supermercados.

Juan Roig ha ocupado, entre otros cargos, el de Presidente de Honor de la Asociación Española de Codificación Comercial (Aecoc), Presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y Vicepresidente de de la Asociación Española de Autoservicios y Supermercados (ASEDAS). Actualmente es Vicepresidente de la Escuela de Empresarios (EDEM) y ostenta la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana como reconocimiento a su carácter emprendedor. En junio de 2007 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia, convirtiéndose en el primer empresario que obtiene dicho reconocimiento de esta comunidad universitaria.

A Juan Roig le gusta el trato directo con sus trabajadores, y aprovecha los viajes para hacer reuniones en el microbús en el que viaja para visitar sus supermercados y donde realiza las reuniones de trabajo. Juan Roig está casado y tiene cuatro hijas. Sobre el futuro de la empresa, el empresario español comenta: “Mis hijas tienen las mismas oportunidades que los 61.000 empleados de Mercadona para dirigir la empresa, ya que la propiedad se hereda, pero el puesto de trabajo no”.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos