Adolf Schulten

(Elberfeld, 1870 - Erlangen, 1960) Historiador y arqueólogo alemán. Realizó sus estudios en la Universidad de Bonn y se doctoró en la de Berlín en 1892. En 1894 obtuvo una beca del Instituto de Arqueología alemán para visitar Italia, África y Grecia. A su regreso a Alemania, en 1907, obtuvo la cátedra de historia antigua de la Universidad de Erlangen, desde donde continuó sus estudios sobre Italia, el norte de África y principalmente sobre España. Se convirtió en el principal impulsor de los estudios arqueológicos hispanos.

A él se debe la excavación de la antigua ciudad de Numancia, entre 1905 y 1912, que levantó serias polémicas en el mundo de la arqueología. A continuación, en 1924, se propuso localizar el emplazamiento de Tartesos, pero no lo pudo conseguir. En 1948 trabajó en las ruinas de Tarraco; localizó Mainake, Munda y Segeda.

En reconocimiento a sus importantes hallazgos se le nombró Doctor honoris causa por la Universidad de Barcelona y recibió la Cruz de Alfonso X el Sabio en 1940. Perteneció a varias instituciones oficiales; fue miembro del Instituto de Arqueología y del de Historia de Patria de Módena, académico correspondiente del Instituto de Arqueología austriaco y de la Academia de la Historia de Madrid.

Sus obras más destacadas se han vertido a numerosos idiomas y en ellas demuestra, además de su impresionante erudición, sus dotes artísticas en los grabados y dibujos explicativos. Caben citarse De conventibus civium Romanorum (1892); Numantia (1914); Die Keltiberer und ihre Kriege mit Rom (1914); Fontes hispaniae antiquae (1922); Tartessos (1924); Cartagena en la antigüedad (1935); Iliturgi (1928); Viriato, Sertorius, L'amour, l'amour est la véritable clef de l'Histoire, Los cántabros y astures y su guerra con Roma (1943) y, por último, todo una serie de importantes monografías sobre las excavaciones en las que tomó parte.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información