Juan Díaz de Solís

Navegante español que descubrió el Río de la Plata (Lebrija, Sevilla, ? - Río de la Plata, 1516). Se sabe que había navegado al servicio de Portugal, e incluso es posible que fuera portugués.


Juan Díaz de Solís

En 1507 fue llamado por Fernando el Católico a una reunión de los cuatro marinos más prestigiosos del momento (con Américo Vespucio, Vicente Yáñez Pinzón y Juan de la Cosa), en donde se decidió la estrategia de las exploraciones castellanas: renunciar a la ruta oriental hacia las islas de las especias y concentrarse en poblar las regiones descubiertas en América y buscar un paso navegable a través del continente.

En consecuencia, Solís fue enviado junto con Pinzón más allá de las Antillas y recorrieron las costas de Centroamérica en busca de un paso hacia el oeste (1508-09). Como no existía tal paso, regresaron a España, en donde Solís cayó temporalmente en desgracia por sus desavenencias con Pinzón.

En 1512 fue rehabilitado y sucedió a Vespucio como piloto mayor de la Casa de Contratación de Sevilla. El rey le encomendó entonces un nuevo viaje, en busca de un paso hacia el océano Pacífico (descubierto por Núñez de Balboa en 1513). Esta expedición recorrió en 1515-16 las costas del Brasil, penetró en el estuario del Río de la Plata (llamado durante algunos años Río de Solís) y tomó posesión de lo que hoy son las costas de Uruguay. Allí pereció en un ataque de los indios guaraníes.

La mayor parte de su expedición regresó a la Península y dio la noticia del territorio descubierto, cuya posesión defendería España en lo sucesivo; no obstante, es posible que el Río de la Plata hubiera sido visitado antes por navegantes europeos como Cristóbal de Haro o Américo Vespucio.