Karl von Stein

(Karl von Stein, barón de Stein) Político alemán cuyas reformas crearon la Prusia moderna (Nassau, 1757 - Kappenberg, Westfalia, 1831). Procedente de una familia de la nobleza imperial, este jurista entró al servicio de la monarquía prusiana como administrador de las fábricas y las minas de Westfalia en 1784; luego fue delegado del gobierno prusiano en aquella región occidental. Y, por fin, Federico Guillermo III le nombró ministro de Comercio e Industria en 1804.

Desarrolló una política audaz de liberalización económica, eliminando las aduanas interiores y las corporaciones industriales; e incluso pretendió reformar las instituciones de gobierno, reduciendo el poder personal del monarca; pero sus ideas parecieron demasiado similares a las de la Francia revolucionaria y en 1807 fue depuesto y expulsado del país.

Tras la derrota que sufrió Prusia frente al ejército de Napoleón, el rey le volvió a llamar en aquel mismo año como jefe de gobierno, para reemprender la vía de las reformas. Esta vez puso en marcha un programa mucho más ambicioso, inspirado por los modelos liberales franceses y británicos (Memorial de Nassau, 1807): abolió la servidumbre y la división estamental de la sociedad, hizo de toda la tierra una mercancía negociable libremente en el mercado, abrió la posibilidad de que la nobleza se dedicara a los negocios, decretó la igualdad ante la Ley, instauró poderes municipales autónomos elegidos por los ciudadanos, reorganizó el Ejército y la Administración.

Logró tal resurgimiento del país que hizo temer a Napoleón que Prusia estuviera pronto preparada para tomarse la revancha; así que, después de haber aconsejado al rey el nombramiento de Stein (en quien veía una garantía del cobro de sus indemnizaciones de guerra), en 1808 le exigió que le destituyera. Sin embargo, su breve mandato había abierto las líneas de reforma que continuarían sus sucesores, determinando el fortalecimiento de Prusia y su conversión en la potencia hegemónica de Alemania a lo largo del siglo XIX.

Mientras tanto, Stein se refugió en Austria; luego fue consejero de Alejandro I de Rusia (1812-15), al cual ayudó a concluir la alianza ruso-prusiana que condujo a la derrota final de Napoleón (1814). Apoyó la Restauración conservadora que siguió, pero alentó al mismo tiempo los movimientos nacionalistas que propugnaban la unidad de Alemania.