Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Quentin Tarantino

(Knoxville, Tennessee, 1963) Director de cine estadounidense. Con su primera película, Reservoir Dogs (1992), se erigió en director de culto y creó suficientes expectativas hasta la llegada de su segunda obra, Pulp Fiction (1994), un producto con parecidos punto de partida y desarrollo pero envuelto en un reparto de lujo y una producción millonaria, que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes (1994) y le valió el Oscar al mejor guión original.


Quentin Tarantino

Nacido en el estado de Tennessee, a los dos años su familia se trasladó a Los Ángeles. Aficionado al cine desde niño, Quentin Tarantino fue un mal estudiante; a los 22 años empezó a trabajar en un videoclub de Manhattan Beach, y se matriculó para tomar clases de interpretación. El videoclub se convertiría en su escuela de cine, y pronto empezó a redactar guiones.

Al mismo tiempo se fabricó un currículum falso como actor, en el que incluía su participación en King Lear de Jean-Luc Goddard, porque afirmaba que nadie en Hollywood conocía esa película. En 1985 apareció por primera vez en la pantalla, en televisión, en un episodio de Las chicas de oro, imitando a Elvis Presley. En 1987 escribió el guión de True Romance (Amor a quemarropa), que se estrenaría en 1993. De esa misma época es el guión de Asesinos natos. Tarantino siempre afirmaría que los dos directores (Tony Scott y Oliver Stone) habían "destrozado" sus guiones.

Cuando se enteró de que en el Sundance Institute, fundado por Robert Redford, había un laboratorio de aprendizaje y experimentación para directores independientes, sufragó sus cursos con sus trabajos de acomodador de una sala X y empleado en el videoclub, mientras seguía con sus guiones.

En 1991, gracias a la venta de dos de ellos, pudo empezar a rodar. Contó con el apoyo de Danny De Vito, uno de los primeros que confiaron en él, y de Harvey Keitel, un actor siempre dispuesto a colaborar en producciones independientes. Tarantino pudo controlar su primera película, Reservoir Dogs (1992), en todos los aspectos: la escribió y dirigió, seleccionó la banda sonora e incluso se permitió aparecer como actor.


Fotograma de Reservoir Dogs (1992)

En Reservoir Dogs un grupo de delincuentes, que utilizan nombres de colores para evitar cualquier posible desliz que permita su identificación, planean el robo a una joyería. Pero el atraco será frustrado por la policía, que aparece en el momento oportuno, y deberán huir precipitadamente hacia un lugar convenido de antemano. Se trata de un garaje vacío al que van llegando los malhechores, uno de ellos muy malherido en el vientre, y en el que se irán desgranando sospechas sobre quién de ellos les ha traicionado. La tensión y la violencia se apoderan poco a poco de todos hasta el rotundo final de la película.

En poco tiempo esta película arrasó e hizo escuela. Sin duda dio nueva vitalidad al género, con un guión modelado casi a la perfección, que mantiene al espectador literalmente pegado a la butaca durante la hora y media aproximada de proyección. Su violencia, resuelta casi respetando las tres unidades aristotélicas del teatro, aunque sin resultar por ello un filme de factura escénica, causó un profundo impacto en el Festival de Cannes, aunque no obtuvo galardón alguno.


John Travolta y Samuel L. Jackson en Pulp Fiction (1994)

En mayo de 1994 presentó en Cannes su segundo trabajo, Pulp Fiction, que en poco tiempo se convertiría en una película de culto. Aunque la crítica se dividió y algunos le reprocharon excesiva violencia y achacaron su éxito a una moda pasajera, la verdad es que la película triunfó y supuso la consagración del director. Pulp Fiction se alzó con la Palma de Oro de Cannes y fue nominada a siete Oscar, incluidos a la mejor película y mejor director. Al final, Tarantino se tuvo que conformar con ganar el Oscar al mejor guión.

Pulp Fiction es un homenaje a los cómics y novelas baratas de serie negra. La película entrecruza las vidas de una serie de personajes característicos de los bajos fondos y del mundo de la delincuencia organizada que resultan sin embargo curiosamente entrañables. Los hampones Vincent y Jules, su jefe Marcellus Wallace, la atractiva esposa de éste, Mia, un boxeador fracasado que debe perder un combate, Butch, y su novia Fabienne, el asesino a sueldo El Lobo, dos jóvenes atracadores de poca monta, Pumpkin y Honey Bunny, y Lance, un vendedor de drogas, unirán sus vidas en distintos momentos, unas veces por azar y otras a causa de sus relaciones.

Tras el prometedor debut que supuso el primer largometraje de Quentin Tarantino, Reservoir Dogs, el director de Tennessee volvió a sorprender a la crítica y al público con este segundo trabajo. A partir de tres relatos del propio Tarantino y del coguionista Roger Avary, elaboró una estructura original y compleja, en la que los episodios y situaciones no se desarrollaban por orden cronológico, sino que iban apareciendo en pantalla como flashbacks y flashforwards, o sea, saltos atrás y adelante en el tiempo.

En la línea de su anterior trabajo, destacan sobre todo tres aspectos: los diálogos, muy ingeniosos y escritos con un lenguaje conciso y punzante, la falta de complejos a la hora de mostrar los estallidos de violencia, y, por último, la elección del reparto, con sorpresas tales como la recuperación de Travolta para un cine de más calidad.

Posteriormente dirigió Four Rooms (1995) con otros cineastas y colaboró como productor en varios proyectos. En 1997 presentó Jackie Brown y, tras seis años de silencio, volvió a ponerse detrás de la cámara en 2002 para rodar Kill Bill, la historia de una venganza narrada en dos episodios cuya protagonista interpretó Uma Thurman y en la que se entremezclan los elementos de la cultura popular que más fascinan a Tarantino, en especial el manga y las artes marciales.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos