Thomasius [Christian Thomas]

(Leipzig, 1655 - Halle, 1728) Erudito y jurisconsulto alemán. Fue profesor de derecho natural en Leipzig y en la Universidad de Halle, fundada por él mismo. Está considerado uno de los creadores del pensamiento jurídico alemán. Destacan sus obras Introducción a la doctrina de la razón (1691), Ensayo sobre la esencia del espíritu humano (1699) y Fundamentos del derecho natural y de gentes (1705).


Christian Thomasius

Graduado "in utroque" en 1679 y abogado y profesor libre en su ciudad natal, Christian Thomasius fue el primer docente que empleó el alemán además del latín. A causa de ciertos conflictos y polémicas académicas y religiosas, a los que se sumaron algunos infortunios políticos, en 1690 se trasladó de Leipzig a Berlín, donde el entonces elector de Brandeburgo, Federico III (convertido luego con su elevación a rey de Prusia en Federico I), le nombró consejero suyo y le habilitó para la enseñanza pública en Halle.

Gracias singularmente a Thomasius, que fue decano de la Facultad de Derecho primero y después rector, la Universidad de Halle, fundada en 1693, se convirtió en uno de los principales centros alemanes de una cultura completamente renovada. En realidad, no hay rama de las disciplinas jurídicas en la que Thomasius no dejara huellas más o menos profundas. Thomasius es reconocido con unanimidad como el fundador de la filosofía del derecho, y fueron destacables sus contribuciones al derecho civil, penal, constitucional y eclesiástico y a la historia del derecho romano y germánico.

Aunque vinculado todavía a Grocio y Pufendorf, ya en la obra juvenil Institutiones jurisprudentiae divinae (Francfort y Leipzig, 1688), Christian Thomasius anduvo mucho más allá, tanto por oponer el criterio del derecho como fenómeno esencialmente social a las doctrinas de tendencia teológica de Valentino Alberti, como por haber formulado la conveniencia de una relativa separación del derecho de la moral, opinión que sostuvo antes que nadie en la historia de la filosofía.

Este último concepto aparece neto y preciso en su obra de plena madurez Fundamentos del derecho natural y de gentes (1705). Se trata de una fórmula que "alcanzó un éxito inesperado y rápido", y que reaparecería "desarrollada completamente y razonada, con todo el rigor consentido por su condición errónea, en las doctrinas de Kant y Fichte, a quienes, en este aspecto, cabe considerar los principales discípulos de Thomasius." (Croce).

No todas las normas de conducta, observa Thomasius en los Fundamentos, tienen el mismo valor y la misma importancia: algunas normas se refieren al sujeto como tal, a la intimidad de su conciencia, a sus relaciones con la divinidad; otras se refieren a las relaciones entre los hombres y regulan las acciones exteriores en su vida de relación. Las primeras son las normas de la moral, las segundas las del derecho; principio de una es lo "honestum", de la otra lo "justum". Un concepto original de Thomasius es el del "decorurn", que implica un complejo de normas que están entre lo "honestum" y lo "justum"; es decir, que comprende todas aquellas normas exteriores que no están sujetas a ninguna coacción (costumbre, cortesía, ceremonial), y su precepto es: "Quod vis ut alii tibi faciant, tu ipsis facies".

La importancia de esta obra de Thomasius consiste en la rígida distinción entre moral y derecho, que tiene un valor histórico-filosófico de primer orden, ya que reivindica los derechos de la libertad moral y religiosa a la intimidad de la conciencia, sustrayéndolos a la autoridad del Estado. Thomasius, según dice Battaglia, representa el paso entre el empirismo de los jusnaturalistas y el racionalismo de Rousseau y de Kant, y en este sentido cierra la escuela del derecho natural iniciando la del derecho racional individual.

La riqueza, la multiplicidad, la variedad e incluso la índole moderna del resto de la producción científica del autor pueden ser advertidas por quien recorra las casi cuatro mil densas páginas que integran los cuatro tomos en cuarto en los cuales quedaron reunidas (Halle, 1773-80) las ciento veintiocho amplias Dissertationes academicae varii imprimis juridici argumenti, publicadas por Thomasius en el curso de su vida. Ofrecen una importancia capital aquellas en las que muestra la injusticia de una persecución judicial de la herejía en cuanto ésta no constituye delito, propugna la abolición de la tortura en los procesos, o bien, inspirándose en una tesis formulada ya en 1631 por el jesuita Von Spee, demuestra lo absurdo de la creencia en la brujería y la iniquidad de las hogueras a las cuales eran condenados los desgraciados, hombres o mujeres, acusados de profesarla.