Jim Thorpe

(James Francis Thorpe; Shawnee, 1888 - Lamita, 1953) Atleta y deportista estadounidense, uno de los más polifacéticos de la historia. Su padre era indio, de la tribu de los Sac y Fox, con ascendientes irlandeses; su madre era parcialmente Potawatomie. "Wa-Tho-Huck", el nombre indio de Thorpe que significaba "Sendero Brillante", se matriculó en la Escuela India de Carlisle, en Pensilvania, donde conoció a "Pop" Warner, el duro preparador cuya explotación de los indios americanos rivalizó con la de otro empresario del espectáculo de la época, Búffalo Bill.


Jim Thorpe

Thorpe era un corredor impresionante, rápido y ágil; su patada no tenía rival. Consiguió llegar a ser uno de los mejores jugadores de fútbol americano del país en su primera temporada con Warner. Pero el verdadero amor de su vida era el béisbol. En 1909 y 1910 abandonó el colegio, incorporándose al modesto equipo Rocky Mount, de la Liga de Carolina del Este, que finalmente dejó por el atletismo. Cuando volvió a Carlisle en 1911, fue elegido nuevamente como uno de los mejores del país.

La primavera siguiente, después de impresionantes logros en la pista, especialmente tres primeros puestos, dos segundos y un tercero en el campeonato de atletismo interuniversitario contra la campeona Universidad de Pensilvania, preparada por el entrenador olímpico Mike Murphy, no cabían dudas de que integraría la selección olímpica que iba a acudir a los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912.

Thorpe fue inscrito en decatlón y pentatlón, nuevas pruebas olímpicas que integraban algunas de las disciplinas más técnicas del atletismo, entre ellas el lanzamiento de disco, vallas altas y pértiga. Entre el decatlón, el pentatlón, el salto de longitud y de altura, Thorpe compitió finalmente en 17 pruebas. Gano cuatro de las cinco pruebas del pentatlón, derrotando a los escandinavos incluso en su especialidad, la jabalina, disciplina en la que nunca había participado. En decatlón consiguió un récord olímpico de 8.412 puntos, ganando tres de las pruebas.

De vuelta en Estados Unidos, Thorpe pulverizó otro récord mundial de decatlón y a continuación protagonizó otra increíble temporada de fútbol. Pero cuando se preparaba para el atletismo, se descubrió que durante una corta temporada había jugado al béisbol como profesional. Fue expulsado de las filas de los atletas amateur y despojado de sus medallas y trofeos olímpicos.

Los estadounidenses se agruparon para apoyarle, y durante años luchó para que le devolvieran sus medallas y récords. La larga lucha finalmente tuvo sus frutos, cuando en 1982 el COI (Comité Olímpico Internacional) accedió a sus peticiones. Pero el gran atleta indio norteamericano no pudo verlo: había muerto tres décadas atrás, víctima de un ataque al corazón a la edad de 65 años. Juan Antonio Samaranch, presidente del COI, rehabilitó su nombre y entregó las medallas a sus descendientes.