Tzvetan Todorov

(Sofía, 1939) Escritor, crítico y lingüista francés de origen búlgaro. Después de cursar estudios en la Universidad de Sofía, en 1963 se trasladó a París, donde realizó una tesis de doctorado sobre la obra Las amistades peligrosas, de Choderlos de Laclos, en la cual se aplica al análisis literario una orientación lingüística y estructuralista próxima a la defendida por Roland Barthes, y que fue publicada en 1967 con el título de Literatura y significación.


Tzvetan Todorov

Enseguida se consagró al estudio de los problemas de la teoría literaria desde una orientación estructuralista, y dio a conocer, entre otros ensayos, Gramática del Decamerón (1969), Introducción a la literatura fantástica (1970) y Poética de la prosa (1971). En los años sucesivos, Tzvetan Todorov dio a conocer una nueva serie de ensayos que lo confirmarían como uno de los más reconocidos representantes de la narratología: Teorías del símbolo (1977), Los géneros del discurso (1978), Simbolismo e interpretación (1978) y Mijaíl Bajtin y el principio dialógico (1981), entre otros.

Desde principios de la década de los años ochenta, Todorov orientó sus intereses hacia el estudio de la historia de la cultura y de diversos aspectos de la moral social, cuyos frutos se recogieron en los ensayos La conquista de América (1982), Nosotros y los otros (1989), Las morales de la historia (1991) y Frente al límite (1991).

En La vida en común (1995), uno de sus trabajos más ambiciosos, propone el desarrollo de una "antropología general", una disciplina que se quiere mediadora entre las ciencias humanas particulares (la psicología, la sociología, etc.) y la filosofía. De ahí la peculiaridad de su método, que toma sus fuentes tanto de las ciencias humanas y de la filosofía como de la literatura o la introspección. Al reconocer a la literatura su facultad para dar información sobre lo humano, el autor se separa explícitamente tanto de sus amigos formalistas, que no ven en el texto más que un juego, como de los científicos, que niegan a la ficción la pretensión de informar sobre la realidad. Dado que se trata de hablar de la presencia de lo social en el individuo, de su inseparabilidad, el autor defiende también la introspección como método.

Todorov se revela en este ensayo como un profundo conocedor de la literatura, de la filosofía y de la psicología, tres planos siempre presentes en su obra anterior, pero también como un lector original que esboza a partir de sus múltiples fuentes de inspiración una personal antropología. Publicó posteriormente El hombre desplazado (1997), El jardín imperfecto: luces y sombras del pensamiento humanista (1998), Frágil felicidad (1999), Memoria del mal, tentación del bien (2002), El nuevo desorden mundial: reflexiones de un europeo (2003), Los aventureros del absoluto (2006), El espíritu de las Luces (2006) y La literatura en peligro (2007). En 2008 fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales.