Fritz Von Uhde

Wolkenburg, 1848 - Munich, 1911) Pintor alemán. Inició su formación artística en Alemania, donde comenzó a cultivar la pintura académica de temas históricos.

Más tarde se trasladó a Munich, donde fue uno de los miembros fundadores de la Sezession, movimiento artístico que agrupó a un heterogéneo grupo de artistas cuyo único nexo de unión era su rechazo de las propuestas plásticas más academicistas.

En 1879 y 1880, visitó París y entró en contacto con el movimiento impresionista. Durante su estancia en la capital francesa estudió bajo la tutela de Munkácsy y llegó a exponer en las exposiciones de 1889 y 1900. Junto con Liebermann, del que recibió una profunda influencia, fue uno de los impresionistas alemanes mas relevantes. Llevado por su experiencia francesa, fue uno de los primeros pintores alemanes en pintar directamente del natural.


Dejad que los niños se acerquen a mi (1884)

Entre su producción destacan las escenas de género y los retratos, que se caracterizan por su estilo amable y sentimental. Pero Uhde pronto abandonó este género de temas para abordar una temática religiosa desde una perspectiva social. En este sentido, son famosas sus figuras religiosas, sobre todo las representaciones de escenas del Nuevo Testamento, cuya característica principal es su desarrollo en un marco contemporáneo.

A causa de su influencia impresionista, y a pesar de que suavizó el nuevo estilo con matices sentimentales y sociales, su obra religiosa no fue muy bien aceptada, al no tratar los temas sacros de una manera convencional; es por ello que Uhde no recibió el apoyo de las iglesias protestantes, que no valoraron sus propuestas artísticas. Entre sus obras cabe destacar El sermón de la montaña (1887), Dejad que los niños se acerquen a mi (1884), La última Cena (1887), La Natividad (1889) y El viaje a Belén (1890).