Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Conde de Valmaseda

(Blas de Villate y la Hera, Conde de Valmaseda o Balmaseda; Sestao, 1824 - Madrid, 1882) Militar español. Participó en el levantamiento de Vicálvaro (1854) y en la guerra de África. Como capitán general interino de Cuba (1867) reprimió duramente el movimiento insurreccional. Tras su dimisión regresó a España y tomó parte en el golpe que proclamó la Restauración borbónica. Nombrado de nuevo capitán general de Cuba en 1875, dimitió un año después y fue capitán general de Castilla la Nueva (1881).


Blas de Villate, conde de Valmaseda

Blas de Villate ingresó como cadete en el Colegio General Militar de Segovia en 1837 y al año siguiente salió de este centro de formación con el grado de alférez del cuerpo de caballería. En 1839 fue destinado a Cuba, donde permaneció hasta 1841. Nombrado capitán en 1847, pasó a ser ayudante de campo del duque de Valencia, presidente del Consejo de Ministros y, tras la sublevación de marzo de 1848, ascendió a comandante por los servicios prestados.

Ya con el grado de coronel, Blas de Villate participó en la Vicalvarada (junio de 1854). Brigadier desde junio de 1856, fue posteriormente mandado por el gobierno de la Unión Liberal al norte de África (1859); con el grado de mariscal de campo intervino a las órdenes de O’Donnell en las campañas de Tetuán y Tánger hasta que fue requerido para someter la sublevación de la República Dominicana, donde combatió entre 1865 y 1866, hasta que la isla obtuvo por segunda vez su independencia.

De regreso a la Península, asumió el mando de una división del ejército de Castilla la Nueva, pero poco después recibió el puesto de gobernador militar de La Habana y luego, con el grado de capitán de las tropas españolas de Cuba, reprimió duramente la sublevación patriótica de la isla durante la Guerra de los Diez Años (1868-1878). Junto a sus hombres, conocidos como los voluntarios de Valmaseda, consiguió varias victorias; hacia 1871 presentó ante el Ministerio de Ultramar un proyecto de línea fortificada que fue aceptado.

Tras sufrir varias escaramuzas, el conde de Valmaseda fue destituido y volvió a España (1872), donde participó en el pronunciamiento de Sagunto (Valencia), que restableció la monarquía en la figura de Alfonso XII (1874-1885). En febrero de 1875 recuperó su cargo de capitán general de Cuba, del que dimitió ese mismo año para regresar a la Península. Director general de caballería (1879), fue designado capitán general de Castilla la Nueva, cargo que desempeñó hasta su muerte. Póstumamente, la reina gerente María Cristina le concedió el título de marqués de Velada y la grandeza de España.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos