Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Lupe Vélez

(María Guadalupe Villalobos Vélez; San Luis Potosí, 1906 - Los Ángeles, 1944) Actriz de cine mexicana. Hija de un coronel del ejército y de una soprano, desde muy joven demostró una cierta inquietud para el baile y la escena. A la muerte de su padre tiene que buscar trabajo con el fin de ayudar a su familia. Tras intervenir en alguna obra teatral en su país, se marcha a Hollywood en donde su carácter le ayuda a abrirse camino rápidamente, dado que parece encontrar amigos por todas partes; unos todavía en busca de una oportunidad, otros con un pie ya metido en el cine.

Sus primeros pasos, quizá premonitorios, los da en la noche hollywoodiense, pues asiste a todas las salas de fiestas y locales del entorno. Su rostro se hace popular y pronto es llamada por algunos empresarios como Florenz Ziegfeld, pero ella muestra su deseo de trabajar en cine antes que en los escenarios. La oportunidad se la ofrece el director y productor Hal Roach en alguno de los cortos de Stan Laurel y Oliver Hardy.

Más en firme fue su presencia en El gaucho (1928), de F. R. Jones, al lado de Douglas Fairbanks. Después intervendrá en El canto del lobo (1929), de Victor Fleming, en donde trabaja al lado de Gary Cooper, colaboración que generó numerosos comentarios en la prensa cinematográfica de la época en torno a un posible romance.

La transición del mudo al sonoro le lleva a participar en varias películas producidas por Carl Laemmle, en las que no sólo habla en inglés sino que también interviene en las versiones españolas correspondientes. Son los casos de Oriente y Occidente (1930), de George Melford, Resurrección (1931), de Edwin Carewe, y Hombres en mi vida (1932), de David Selman, en las que tanto hace de oriental como de pobre campesina o rica heredera.

Su imagen latina iba calando entre los productores, que poco a poco la van llamando para ofrecerle nuevos trabajos. No obstante, será su imagen exótica la que domine en sus personajes, definidos por su frívolo estilo de vida, quizá bien recogida en su película Pimienta y más pimienta (1933), de John G. Blystone, en donde era el centro de las disputas entre Victor Mclaglen y Edmund Lowe, como pareja cómica. En este año contrae matrimonio con un famoso nadador y actor de cine, Johnny Weissmuller, al lado de quien permanecerá seis años problemáticos y tensos, que dieron paso a todo tipo de especulaciones en los rodajes y en la prensa cinematográfica de la época.

Hizo un paréntesis en su carrera para regresar a su país e intervenir en La Zandunga (1938), de Fernando de Fuentes. Sus posibilidades de continuar con otras películas fueron mínimas, por lo que regresa a Hollywood en donde su vis cómica se verá respaldada inmediatamente en el personaje de Carmelita Lindsay, protagonista de la serie producida por la RKO, “Mexican Spitfire”, en la que intervino en siete películas de baja calidad, pero que ella sostuvo con gran acierto. No obstante, volverá a su país para rodar la que va a ser su última película, Nana (1944), de Celestino Gorostiza y Roberto Gavaldón, una adaptación de la obra de Zola. Una vida disipada y oscuras circunstancias rodearon sus últimos años y la llevaron al suicidio.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos