Vico C

(Nombre artístico de Luís Armando Lozada Cruz; Estados Unidos, 1971) Compositor y cantante estadounidense. Las calles de Brooklyn, en Nueva York, fueron el lugar donde vio la luz Luis Armando Lozada Cruz, un niño de padres puertorriqueños que al cabo de unos años acabaría convirtiéndose en uno de los raperos más famosos de su país de origen: Vico C. Su nacimiento en Estados Unidos no fue más que algo circunstancial, pues al cabo de poco tiempo la familia Lozada decidió volver a vivir en Puerto Rico.

Mucho antes de empezar su carrera artística, el pequeño Luis era conocido familiarmente con el apodo de Vico. Siendo todavía un niño ya mostró su interés por los escenarios y empezó a actuar en la compañía Teatro Pobre de América con el apoyo de sus padres.


Vico C

No fue hasta el año 1984, en plena adolescencia, cuando se dio cuenta de que su verdadera vocación era la música y decidió empezar a cantar. Probablemente sin darse cuenta puso entonces la primera piedra de la que sería una brillante ascensión en el mundo artístico y que le convertiría, pese a unos cuantos problemas personales, en uno de los primeros y más destacados cantantes que se dedican al rap underground en Puerto Rico.

Hoy en día las canciones de rap en español de Vico C son famosas en medio mundo y representan una buena muestra del talento de este intérprete cuya evolución religiosa personal le ha llevado a ser tildado en los ambientes musicales como “el filósofo del rap”.

Los inicios de Vico C fueron discretos y más o menos anodinos hasta que en plena década de los 80 grabó La recta final, un trabajo que significó un importante espaldarazo para su carrera y lo convirtió en una estrella. A partir de entonces, su discografía ha ido creciendo sin parar. Para empezar, el lanzamiento al mercado discográfico en el año 1992 de sus sencillos Saboréalo y María fue un éxito tan importante que le reportó un disco de Oro y otro de Platino. A estos discos hay que sumarle la edición de su siguiente álbum, Explosión y la creación en 1994 de su discográfica propia.

Poder producir sus propios discos y trabajar con artistas como Liza M., Franceska, Dj Negro o Dj Nelson fue uno de los puntos álgidos de la carrera de Vico C, pero fue justo entonces cuando sufrió un accidente de coche y se vio envuelto en problemas de adicción a las drogas. Podría haber significado su hundimiento musical pero en cambio el cantante logró salir fortalecido de esta situación gracias a refugiarse en la religión.

A partir de entonces Vico C no dejó de producir discos. Títulos como Con poder, Aquel que había muerto, Vivo y Emboscada contribuyeron a consolidarlo como uno de los raperos latinos de más prestigio. De todos estos trabajos, Aquel que había muerto merece una mención especial. Apareció en el mercado en el año 1998 y consiguió vender en un tiempo record decenas de miles de copias. Su éxito fue tan importante que incluso la discográfica BMG decidió aprovecharlo y lanzar un recopilatorio. Se trata de un proyecto muy personal de Vico, pues él es el compositor todos los temas que aparecen y también asumió su producción, los arreglos y la dirección de la grabación.

En honor a la verdad, aparecido en el año 2003, fue un álbum que destacó por su sinceridad y que le valió un Grammy Latino. Ese mismo año lanzó el recopilatorio The Files, una selección de catorce de sus temas más celebrados, y se embarcó en una gira mundial. Su siguiente trabajo de estudio, Desahogo (2005), fue particularmente elogiado por la crítica por su calidad musical y las preocupaciones morales y sociales que reflejaban sus letras. En 2006 editó Encuentro, grabación de un concierto que había tenido lugar el año anterior en San Juan de Puerto Rico, en que fue acompañado por figuras como Eddie Dee, Cultura Profética y Gilberto Santa Rosa. Sus álbumes El filósofo (2007) y Babilla (2008) son por el momento los últimos de su ya extensa discografía.