Philippe de Vitry

(Philippe o Felipe de Vitry; París, 1291 - Meaux, 1361) Religioso, compositor y teórico musical francés. Obispo de Meaux desde 1351, su obra influyó poderosamente en la música occidental, y muy especialmente por su tratado de notación musical Ars nova, que dio nombre a todo el movimiento musical de su tiempo. Se le atribuyen bellas composiciones vocales polifónicas (motetes) que merecieron los elogios de Dante.


Philippe de Vitry

Poeta, diplomático y eclesiástico además de teórico musical y compositor, a Philippe de Vitry se le debe la orientación fundamental de la Ars Nova francesa, a la cual dio el nombre; en el ámbito de la composición fue introductor de formas y modalidades típicas, singularmente en cuanto al motete. En 1323 había recibido ya del papa Juan XXII algunas canonjías en varias ciudades. Al mismo tiempo fue secretario del rey Carlos IV. Por aquel entonces, probablemente hacia 1320, había compuesto su obra teórica Ars nova, y algunos años antes diversos de los pocos motetes que de él conservamos. Otros textos de teoría que anteriormente se le atribuían, como Ars perfecta y Liber musicalium, se consideran actualmente dudosos o apócrifos.

En 1337 y 1338 se hallaba en calidad de "clericus" y "notarius regius" en la corte de Felipe VI. En 1346 tomó parte en la campaña de Gascuña en el séquito de Juan, hijo del mismo Felipe, y llevó a cabo algunas misiones diplomáticas, entre ellas las negociaciones que dieron lugar a una entrevista del rey con el Papa en Aviñón. En 1351 llegó a obispo de Meaux, cargo que desempeñó hasta el fin de sus días; como tal participó activamente en las reformas del reino de Francia. Se relacionó con Petrarca, el cual le envió una carta en 1350 y lo presentó en la égloga IV bajo el nombre de Gallus. Dejó también dos obras políticas, Le chapel des fleurs de lys y Le dit du Franc Gontier, y una traducción de las Metamorfosis de Ovidio.

Compuesto hacia 1320 y escrito en latín, el título de su breve tratado de teoría musical Ars Nova pasaría a indicar genéricamente el florecimiento de la música polifónica, ya italiana, ya francesa, del siglo XIV. Los primeros capítulos de la obrita tratan de modo muy sumario y no siempre claro sobre algunos de los temas fundamentales de la teoría musical del Medioevo (intervalos, proporciones, etcétera). Los siguientes contienen algunas notables consideraciones sobre lo que entonces se llamaba "música falsa", o sea el género musical que incluía alteraciones cromáticas, música que a Vitry le pareció justamente "no falsa, sino verdadera y necesaria".

Viene por fin la parte más importante, que contiene en germen los elementos fundamentales de la notación rítmica del Ars Nova francesa. Philippe de Vitry obtuvo en parte estos elementos de la práctica musical italiana de aquel tiempo, pero los encuadró en un sistema más sólido que el expuesto por Marchetto de Padua en el Pomerium. Todavía en el Ars nova tal sistema está aún en germen. El concepto de "prolatio", por ejemplo, está sin desarrollar; aparece en cambio aclarado en otros dos escritos atribuidos al mismo Vitry (el Ars perfecta y el Liber musicalium), pero la autenticidad de estas obras, como la del Ars contrapunctus, es muy dudosa.

En el Ars nova de Vitry aparece por primera vez una figura o nuevo valor musical denominado mínima, que venía a desempeñar en el sistema musical de entonces algo así como el papel de nuestra semicorchea. Si al poco tiempo surgió la semimínima, podemos suponer la revolución que significó, ya que la música adquirió mayor movilidad, rapidez y articulación, rompiendo así con la rigidez y linealidad del Ars Antiqua. Por decirlo de algún modo, el movimiento impulsado por Vitry se alejó un tanto del carácter especulativo propio de los siglos anteriores, y pasó a tener un aliento más "artístico".

Sin embargo, ese valor, que iba a conmocionar el mundo de la música, no fue invención de este compositor, sino, como aseguran las últimas fuentes musicológicas, obra de un maestro cuyo nombre desconocemos adscrito a la corte de Navarra. Algunos indicios de estas aportaciones revolucionarias aparecen en un tratado algo anterior al Ars nova, el tratado Notitia artis musicae de Johannes de Muris (c. 1300-c. 1350), quizás de 1319, pero fue el texto de Vitry el que permitió difundir tan radical novedad. Los avances del compositor francés no consistieron únicamente en la introducción de la mínima, pues indicó, mediante el empleo de notas de color rojo, la distinta duración de las mismas, a la vez que sugirió el uso de diversos signos ideados para que el lector tuviera una guía del compás o los compases en que estaba escrita la composición.