Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Maurice de Vlaminck

(París, 1876-Rueil-la-Gadelière, 1958) Pintor francés. Formado como músico, se inició en pintura estudiando las obras expuestas en el Louvre y en las galerías de la calle Laffitte; el conocimiento de la obra de V. Van Gogh sería determinante para él. Los experimentos pictóricos realizados junto a André Derain, unidos a los de Matisse, desembocaron en el fauvismo, movimiento del que fue el más radical exponente (Árboles rojos, 1906). Básicamente paisajista, realizó también bodegones, cuadros de flores y algunos retratos.


El Sena en Chatou (1906), de Maurice de Vlaminck

De Maurice de Vlaminck puede afirmarse que encarnó el verdadero espíritu fauvista. Rebelde y contestatario, años más tarde, rememorando aquella época, diría de sí mismo: "Yo era un bárbaro tierno." Si el carácter sereno de Matisse transformaba el color en un elemento de gozosa sensualidad, Vlaminck lo utilizaba como un arma que arrojar contra la tradición. De carácter vehemente y apasionado, le movía una arrogancia airada que le llevaba a repudiar los museos y a extraer del color toda la fuerza expresiva.

Con Vlaminck la pintura se convierte en trasunto de una vitalidad incontenible: "Cuando tengo la pintura en las manos, es la vida y yo, yo y la vida." Con estos planteamientos, sus paisajes son productos surgidos de la pasión. En Orillas del Sena en Carrières-sur-Seine (1906, Colección Guy Roncey, París), en Pueblo (1906, Stedelijk Museum, Amsterdam) o en Las esclusas de Bougival (1908, National Gallery of Canada, Ottawa), el color es liberación espontánea de lo instintivo; el lienzo, un lugar donde verter sus emociones. Su temperamento queda registrado en la tela por una pincelada nerviosa y unos empastes densos que potencian la agresividad cromática y la viveza expresiva y que presagian el expresionismo.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos