Chaim Weizmann

(Chaim o Jaim Weizmann; Motol, Bielorrusia, 1874 - Rehovot, Israel, 1952) Dirigente sionista y primer presidente de Israel. Judío ashkenazi nacido en la Rusia de los zares, emigró a Alemania y Suiza para estudiar química. En este último país participó en la creación del movimiento sionista, partidario de crear un Estado nacional judío en Palestina según las ideas de Theodor Herzl (Congreso de Basilea, 1897).


Chaim Weizmann

Dentro del movimiento sionista encabezó la corriente democrática que pretendía dar mayor protagonismo a las masas judías y complementar los esfuerzos diplomáticos de alto nivel con la emigración progresiva de colonos judíos a Palestina, aún bajo dominio del Imperio Otomano (combinación a la que él mismo denominó sionismo sintético).

Desde 1906 se instaló en Inglaterra como profesor de la Universidad de Manchester y obtuvo cierto prestigio por la utilidad militar de sus investigaciones sobre explosivos. Adquirió la nacionalidad británica y se esforzó por recuperar y difundir las raíces culturales judías en su nuevo país. Durante la Primera Guerra Mundial (1914-18) se convirtió en el líder de la comunidad judía británica, y consiguió de David Lloyd George la promesa de que el Reino Unido promovería la creación de un «hogar nacional» judío en Palestina, que había pasado a ser un mandato británico por la victoria militar sobre los turcos (Declaración Balfour, 1917).

Fue elegido presidente de la organización sionista mundial en 1920-30 y en 1935-46, orientándose en el sentido de ligar la causa sionista a la protección política del Reino Unido; y cuando Gran Bretaña empezó a salvaguardar sus propios intereses equilibrando las concesiones a los judíos con concesiones a los árabes palestinos, Weizmann encabezó una línea de moderación (aceptando la partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío desde 1937), frente a la corriente de los activistas radicales (encabezados por Ben-Gurión) que impulsaron la continuación de la emigración judía clandestina a Palestina.

Tras haber negociado al más alto nivel la creación del Estado judío (entrevistándose con Jorge V de Inglaterra o con el emir de La Meca Faisal, rey de Siria y líder del nacionalismo árabe), completó la labor convenciendo al presidente norteamericano Harry Truman de que apoyara el plan. En 1948 los británicos dividieron Palestina y se retiraron, momento en que se proclamó la independencia del Estado de Israel. Tras la victoria israelí en la guerra que estalló inmediatamente contra sus vecinos árabes, se celebraron unas elecciones democráticas y el primer Parlamento israelí eligió a Chaim Weizmann presidente de la República (1949), cargo honorífico sin poder político real, que conservó hasta su muerte.