Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Wilhelm Windelband

(Potsdam, 1848 - Heidelberg, 1915) Filósofo alemán. Las fases de la vida de Wilhelm Windelband se hallan señaladas por las cátedras que ocupó y los libros cuya composición se le debe. Graduado en 1870 con la disertación Sobre la doctrina de la casualidad, llegó en 1873 a profesor de Filosofía en la Universidad de Leipzig, de la cual pasó a las de Zurich (1876) y Friburgo (en Baden, 1877).


Wilhelm Windelband

Entre 1878 y 1880 publicó la Historia de la filosofía moderna en su relación con la cultura general y las ciencias particulares, título que supone todo un programa. Pasado a la Universidad de Estrasburgo en 1882, permaneció en ella más de veinte años, período en cuya transcurso dio a la luz sus principales obras: Preludios (1884), Historia de la filosofía en la Antigüedad (1888), Historia de la filosofía (1891) y Platón (1900).

Toda esta producción, que expresaba en el aspecto teorético la posición denominada entonces "filosofía de los valores" y en el historiográfico una concepción de la historia de la filosofía como estudio histórico no de los filósofos sino de los problemas, y enmarcada en la de la cultura, fue editada repetidamente y muy difundida, incluso en el extranjero. Desde 1903 hasta la fecha de su muerte, Wilhelm Windelband residió en Heidelberg, de cuya Universidad era profesor. Sus últimas obras son el texto Sobre la libertad del querer (1904) y una Introducción a la filosofía (1914), que reanuda algunos de los temas expuestos en Preludios.

Frente a la orientación positivista, que tendía a situar el criterio de la verdad en el "hecho", Windelband repitió, según la mejor exégesis kantiana, que el acontecimiento resulta nulo sin el "valor", por lo que el "ser" lleva al "deber ser", la realidad a la norma. Para Kant, dice el autor que nos ocupa, la experiencia se realiza no sobre la base de la sensación, sino en la de la "forma a priori", que, aplicada al "contenido", lo convierte en experiencia; a causa de ello, la lógica debe situar, junto a juicios teoréticos ("Urtheilen"), otros de valor ("Beurtheilungen"), por cuanto no nos limitamos a comprobar la realidad de hecho, antes bien la valoramos mediante la "razón práctica", ya aprobándola o desaprobándola. Así hay que entender la "primacía" establecida por Kant. Lo mismo, y más particularmente aún, cabe decir de la estética y la ética. En conjunto, pues, considera la Filosofía como "ciencia de los valores", frente a las ciencias naturales, que son las de los hechos.

Su obra Historia de la filosofía moderna en su relación con la cultura general y las ciencias particulares (1878-1880) es el resultado de los estudios hechos por el autor sobre el método filosófico: basándose tales estudios, Wilhelm Windelband pudo llegar a la conclusión de que en la formación de los grandes sistemas filosóficos han influido en escasa medida los métodos que los autores de los mismos sistemas habían seguido o creído seguir. Para Windelband, los sistemas filosóficos surgen y se desenvuelven no por necesidad lógica, sino por necesidad psicológica. Pero como ellos exigen que deben ser valorados lógicamente, el punto de vista que el investigador debe adoptar al confrontarlos debe ser, a la vez, pragmático y crítico, determinista y finalista.

La obra consta de tres partes: la primera trata de la filosofía prekantiana, y tiene siete capítulos precedidos de una introducción dedicada a la transición de la escolástica a la Edad Moderna. Esta parte se ocupa de la filosofía naturalista en Italia; de la filosofía alemana durante la Reforma; del empirismo inglés; del racionalismo en Francia y los Países Bajos; y de la Ilustración inglesa, francesa y alemana. La segunda parte está dedicada a la filosofía kantiana. La tercera, a la filosofía postkantiana, y se divide en seis capítulos, consagrados respectivamente al desenvolvimiento sistemático de la filosofía alemana después de Kant; al sistema de la identidad, de Schelling; al idealismo religioso; al irracionalismo de Jacobi, Schelling, Schopenhauer y Feuerbach; a Herbart; a Fries y a Beneke. En esta última parte, al tratar de la historia de la filosofía por problemas, en lugar de monográficamente, Windelband se adelanta en cierto modo al criterio que constituirá el motivo original de la posterior Historia de la filosofía (1891).

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos