Oprah Winfrey

(Kosciusko, Missouri, 1954) Presentadora de televisión norteamericana. Oprah Winfrey es un verdadero mito para muchos estadounidenses. Esta mujer, cuya vida de niña no fue nada fácil, tiene el gran mérito de haber sabido sobreponerse a sus problemas y convertirse con el tiempo en la gran y poderosa comunicadora que es desde hace años.

Oprah Winfrey nació el 29 de enero de 1954 en la localidad estadounidense de Kosciusko, en Missouri. Su abuela la cuidó hasta que cumplió los 6 años, cuando fue a vivir con su madre. En ese momento se inició una de las peores épocas de su vida. Sufrió abusos físicos y psíquicos que convirtieron su día a día en un completo caos. Su situación era tan mala que a los trece años decidió escaparse de casa. Así, pensó, cuando la detuvieran la llevarían a casa de su padre en Nashville.


Oprah Winfrey

Afortunadamente Oprah supo superar su infancia traumática. A los 19 años empezó a coquetear con el mundo de la comunicación trabajando como reportera en una estación de radio de Nashville y posteriormente entró en la Universidad de Tenesse, donde incluso ganó diversos concursos de belleza. A los 22 años Winfrey se trasladó a Baltimore, donde tenía una oferta para presentar un programa de televisión, People are talking. Su primera aventura en la pequeña pantalla se prolongó por ocho años, en buena parte gracias a su especial habilidad ante la cámara.

Al cumplir los 30 años la carrera profesional de Oprah Winfrey da otro paso adelante. La WSL-TV de Chicago la contrata para presentar su propio programa de mañana, el A.M. Chicago. En pocos meses consigue colocar su talk show en el número 1 del ranking de audiencias. La verdadera razón del éxito de este programa es su presentadora y esto se refleja en septiembre de 1985, cuando el A.M. Chicago se convierte en The Oprah Winfrey Show.

El éxito se convierte en el compañero eterno de Oprah y su programa. En 1986 The Oprah Winfrey Show es el talk show número 1 de las televisiones estadounidenses, y 20 años después sigue ostentando su posición mediática privilegiada. Casi 30 millones de espectadores siguen sus emisiones sólo en los Estados Unidos. Los premios, entre ellos el Emmy al mejor talk show, respaldan su trayectoria. La figura de Oprah y su récord de longevidad otorgan a este programa un gran prestigio, tanto que los personajes más famosos del mundo pasan sin dudar por su plató.

Pero Oprah no es sólo una popular presentadora de televisión. Su enorme éxito en este medio le ha servido para llevar a cabo muchas otras actividades. Posee una productora, Harpo Entertainment Group, es co-fundadora de Oxygen Media, ha escrito libros, dirige su propia web e incluso es la editora de The Oprah Magazine, una revista que sigue la línea del talk show televisivo.

Oprah también ha hecho sus incursiones en el mundo del cine y ha participado como actriz en títulos tan conocidos como El color púrpura, Tira a mamá del tren, Nunca fueron niños y Beloved. Gracias a todos estos frentes abiertos en su carrera profesional hoy en día se le considera la primera negra billonaria y la mujer más poderosa de la televisión de los Estados Unidos.

Además de ser una excelente profesional, Oprah Winfrey también es una mujer concienciada con los problemas sociales. Su niñez la ha sensibilizado especialmente y no ha dudado en involucrarse en diferentes acciones, tanto benéficas como de concienciación social. En 1991 llevó a cabo una campaña a favor de la creación de una base de datos a nivel de todo Estados Unidos referida a los abusadores de niños. Este proyecto se transformó en la ley conocida como Oprah-Bill, hecha realidad en 1993 bajo la presidencia de Bill Clinton.

Oprah también es la impulsora de una fundación que lleva su nombre y que está dedicada a apoyar a la mujer y los niños del mundo. Entre otras acciones, destina cada año millones de dólares para ayudar a estudiar a muchos jóvenes sin recursos.