Yan Zhitui

(531-590) Escritor chino. Su familia, procedente de la aristocracia del norte, probablemente de Langye o de Shandong, buscó refugio en el sur, junto con otros clanes, en el momento de las grandes invasiones de los siglos III y IV.


Yan Zhitui

La obra de Yan Zhitui data del Periodo del Desmembración Nacional (420-589). Durante toda su vida se mantuvo fiel a la dinastía Liang y dio prueba de una gran integridad política, incluso en los últimos años, cuando esta casa monárquica daba ya señales de una decadencia definitiva. Descendiente de una rama de la dinastía meridional Hsiao, los Liang se mantuvieron en el poder desde el año 502. Durante su reinado, el budismo se difundió ampliamente en el sur de China. Finalmente, la casa Sui consiguió la reunificación del Imperio Chino en el año 589.

Se considera que la prosa de estilo antiguo, ku-wen, comenzó con la obra de Yan Zhitui. De ésta, muy diversa, no quedan más que fragmentos, con excepción del Monográfico sobre los espectros vengadores (Yuanhun zhi), Anotaciones (Yuanhun ji) e Instrucciones familiares para el clan de los Yan (Yanshi jiaxun).

Debido a la riqueza del contenido y al vigor de su estilo, esta última obra ha sido considerada un modelo de prosa literaria. Cada una de sus veinte secciones, que siguen acciones concretas, se dedica a los problemas de la vida cotidiana. Yan Zithui defiende constantemente la necesidad de una educación sólida, alejada de las relaciones inciertas. Este acierto moral, con el que se adelantó a su época, le valió la popularidad de que disfrutó durante mucho tiempo.

Además de por su valor literario, las Instrucciones familiares resultan interesantes por otros dos motivos. Por una parte, se inscriben en la todavía emergente crítica literaria china; de hecho, algunos de sus fragmentos son considerados valiosas contribuciones a esta disciplina, junto con obras tan determinantes como Esculpiendo un dragón en el corazón de la literatura, de Liu Xie (465-520) o Crítica de la poesía, de Zhong Yong.

Por otra, forman parte de la polémica entre confucionistas y budistas: Yan Zhitui, budista creyente, destina una sección de su obra a la defensa de esta doctrina en contra del confucionismo. Dos siglos después, Han Yu (768-824) le daría la réplica. El objetivo en ambos casos fue recuperar para los escritos en prosa las funciones educativa, moral y política de que gozaron en etapas anteriores. Su hijo, Yan Shigu (581-645), sería el célebre comentarista de la obra de Ban Gu y Ban Zhao.