Atif Yilmaz

(Mersin, 1925 - Estambul, 2006) Director de cine turco. Cursó estudios de Derecho en la Universidad de Estambul y de Pintura en la Academia de Bellas Artes de dicha ciudad antes de comenzar a ejercer la crítica cinematográfica y entrar en la industria del cine en 1949 como ayudante de dirección.


Atif Yilmaz

Desde su debut como realizador hasta 1956, fecha en que realiza Gelinin Muradi, su trayectoria fue muy poco distinguida, ya que cultivaba un cine harto convencional muy dependiente de fuentes literarias preexistentes. Este film, sin embargo, le permitió alinearse en la pujante tradición realista del momento y prefiguró su ulterior dedicación a un cine de temática rural.

Sin embargo, como la mayoría de los cineastas turcos coetáneos, Yilmaz tuvo que alternar estas películas más personales con el cultivo de todos los géneros imaginables en el seno de la muy conservadora industria cinematográfica y, aun no faltando intermitentes aportaciones de interés (como Ah Güzel Istanbul, un film que acusa claramente la influencia de la nouvelle vague y los nuevos cines europeos de la década de los sesenta), no será sino a finales de los setenta cuando su carrera remonte inesperadamente el vuelo y realice sus mejores obras.


Fotograma de La pseudo novia (2004), de Atif Yilmaz

Abordó entonces con rigor temas relativamente insólitos en el panorama del cine turco: las presiones religiosas sobre la sociedad civil (Adak), el enorme poder de la televisión (Ahh Belinda), el potencial alienador del cine (Hayallerim Askim ve Sen), pero, sobre todo, los problemas de la condición femenina en la Turquía contemporánea (Mine, Bir Yudum Sevgi, Daginik Yatak, Adi Vasfiye, Berdel, entre otros títulos).

Maestro de numerosos directores turcos (entre ellos, Yilmaz Güney), que se formaron a su lado, Atif Yilmaz reivindicó de este modo para sí un papel de mayor relevancia en la cinematografía de su país que el de competente y respetado artesano que había venido desempeñando durante casi tres décadas.