Walt Disney

Antes de producir Blancanieves y los siete enanitos (1937), el primer largometraje de dibujos animados de la historia del cine, y toda la larga serie de excelentes largometrajes que le seguirían en los años cuarenta y cincuenta, los Estudios Disney ya habían alcanzado fama gracias a sus personajes mitad humanos mitad animales, como el ratón Mickey, el pato Donald y el perro Goofy. El primer gran éxito fue Mickey Mouse, personaje que permitió superar una difícil situación financiera y que con el tiempo se convertiría en el emblema de la empresa. El siguiente vídeo relata la creación del famosísimo personaje.

El segundo vídeo se ocupa de la película Pinocho (1940), que, junto con la pionera Blancanieves y la innovadora Fantasía, es considerada por muchos críticos como su mejor realización, a pesar del revés comercial que padeció en su momento.