Georges Bernanos

(París, 1888 - Neuilly-sur-Seine, 1948) Novelista y ensayista francés. Su formación religiosa le llevó a acercarse al grupo Acción francesa, pero con posterioridad se alejó de su virulenta ideología. Residía en España cuando estalló la Guerra Civil, experiencia que evocó en la novela Los grandes cementerios bajo la luna (1938). Contrario al régimen de Vichy, emigró a Brasil, desde donde manifestó su adhesión al movimiento del general De Gaulle. Escribió novelas de contenido religioso y místico, en las que se manifiestan violentos conflictos espirituales.


Georges Bernanos

Georges Bernanos perteneció, junto a Léon Bloy, Paul Claudel y François Mauriac, a la generación de escritores católicos franceses que en las primeras décadas de siglo XX reaccionó contra el naturalismo e intervino fervientemente en las polémicas políticas de los circuitos intelectuales parisinos. Se adhirió tempranamente a las ideas de Acción francesa, publicación nacionalista fundada por Charles Maurras, y formó parte de la agrupación derechista Camelots du roi, que se opuso a la enseñanza laica.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial se alejó de Acción francesa, y trabajó como periodista e inspector de seguros. Su obra narrativa se inició exitosamente con la novela Bajo el sol de Satán (1926), donde relató la lucha entre un sacerdote y el demonio. En líneas generales, su producción novelística se caracterizaría por el ensamblaje de un vigoroso realismo y un profundo sentido del misterio y lo sobrenatural, con el que abordaría temas como el pecado o la pugna entre el bien y el mal en un estilo directo y vivo, capaz de comunicar emociones complejas.

En sus novelas siguientes, La impostura (1927) y El júbilo (1929), utilizó un lenguaje irónico para satirizar la corrupción de la sociedad; y en Un crimen (1935), reflexionó sobre los conflictos espirituales del ser humano. En Diario de un cura rural (1936), obra llevada al cine en 1951 por el director Robert Bresson, reflejó la interioridad de su misticismo y narró los esfuerzos de un joven sacerdote en su batalla contra el pecado; y tanto en Nueva historia de Muchette (1937) como en su última novela, Monsieur Ouine (1943-1946), retomó la lucha entre el bien y el mal y la fatalidad de la inocencia mutilada.

En sus ensayos, Georges Bernanos dejó a un lado su primitivo maurrasismo para realizar una dura crítica de la mediocridad burguesa y de los elementos deshumanizadores de la civilización surgida de la Revolución industrial, así como de la ascensión del totalitarismo. Sin evitar la polémica, arremetió contra "el materialismo de la sociedad" en El gran miedo de los conformistas (1931), y denunció apasionadamente los crímenes y ultrajes de los fascistas durante la Guerra Civil española en Los grandes cementerios bajo la luna (1938), texto concebido durante su residencia en Mallorca (1935-1938) y que marcó una evolución en su pensamiento.

Durante la Segunda Guerra Mundial criticó al gobierno de Vichy en Carta a los ingleses (1941), y llamó luego la atención sobre los peligros de la sociedad moderna en Francia contra los robots (1947). Poco antes de morir finalizó el guión cinematográfico Las carmelitas (1948), sobre el que posteriormente se basó la famosa ópera Diálogos de carmelitas (1957), de Francis Poulenc.