Pedro de Alvarado

(Badajoz, 1485 - Guadalajara, actual México, 1541) Conquistador español. Tras haber participado en la ocupación definitiva de Cuba, se unió a la expedición de Hernán Cortés a México. El 8 de noviembre de 1519, ambos conquistadores entraban en Tenochtitlán, donde fueron recibidos por el rey azteca Moctezuma Xocoyotzin, quien los alojó en uno de los palacios de la ciudad.


Pedro de Alvarado

Cuando Cortés salió a combatir a Pánfilo de Narváez, que tenía órdenes de deponerle del mando y apresarlo, dejó en la capital azteca una pequeña guarnición al mando de Alvarado (1520). Días después se celebraba la fiesta del Toxcatl. Alvarado sospechó que se preparaba una insurrección, y para evitarla atacó a traición a los mexicas. Cuando Cortés regresó, después de haber derrotado a Narváez, decidieron abandonar sigilosamente la ciudad, pero en la retirada fueron acometidos por un gran número de hombres, en el episodio que se conoce como la «Noche Triste».

En 1523, ya consumada la conquista de México, se dirigió a América Central al frente de un pequeño ejército y se apoderó de Guatemala (donde fundó la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en 1524) y El Salvador, una vez derrotada la resistencia de los diversos señoríos que por aquel entonces, extinta ya la hegemonía de la cultura maya, rivalizaban entre sí por el control del territorio. En 1527 regresó a España, y Carlos I lo nombró gobernador, capitán general y adelantado de Guatemala.

De nuevo en las Indias, en 1534 las noticias de las fabulosas riquezas de Perú le incitaron a participar en su conquista, pero después de un encuentro en los Andes con Diego de Almagro, desistió de ello a cambio de una importante compensación económica. En 1539 desembarcó en Puerto Caballos (Honduras), y pasó después a México para preparar una expedición a las islas de Poniente, que nunca se llevó a cabo, pues en los preparativos se produjo en Nueva Galicia una insurrección indígena que tuvo que acudir a sofocar. Murió a causa de las heridas recibidas en el curso del asalto a Nochistlán.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información