Raymond Aron

(París, 1905 - 1983) Sociólogo francés. Después de estudiar en la École Normale Supérieure residió durante mucho tiempo en Alemania, trasladándose después a Londres (con De Gaulle) durante la guerra. Como sociólogo, Aron, que ingresó en 1963 en la Academia de Ciencias Morales, fue uno de los primeros en proponer una teoría de la sociedad industrial como vía para comprender los problemas fundamentales de la civilización occidental del siglo XX. Aron, afín al liberalismo tradicional, fustigó las ideologías de derechas e izquierdas y fue un lúcido analista de la realidad social y política de su tiempo, a través de sus artículos en Combat, Le Figaro y L'Express.

La sociología y la filosofía de la Historia son los polos complementarios de la vasta obra de Aron, que también comprende muchas obras de análisis político. Su primer libro, La sociologie allemande contemporaine (1935), tuvo en seguida una gran resonancia y dio a conocer en Francia el pensamiento sociológico alemán y, especialmente, las tesis de M. Weber, cuya metodología Aron adoptó a menudo en su propio trabajo.

Pero el principal interés de Aron sigue siendo el análisis de las sociedades industriales modernas, como se evidencia en su obra Dieciocho lecciones sobre la sociedad industrial (Dix-huit leçons sur la société industrielle, 1962); Aron identifica el rasgo común de la "civilización industrial" en su capacidad de unificar las sociedades europea, estadounidense y soviética. Según Aron, este modelo de sociedad agrupa sistemas sociales que funcionan de un modo diferente, pero que se han vuelto parecidos por tener características fundamentales comunes, como el desarrollo de toda la actividad productiva fuera del núcleo familiar, la concentración de la mano de obra en grandes empresas y, sobre todo, la acumulación del capital y la propensión al crecimiento económico.

En Les étapes de la pensée sociologique (1967), Aron, reflexionando sobre los trabajos de algunos grandes pensadores, desde Montesquieu hasta Marx y Max Weber, encuentra conexiones e interacciones entre la sociología marxista y la positivista. Exponente del mejor liberalismo europeo, Aron criticó a menudo el conformismo de los intelectuales marxistas (El opio de los intelectuales, 1955). Otras obras dignas de mención son Paz y guerra entre las naciones (1962), Democracia y totalitarismo (1965), Marxismes imaginaires (1970), Historia y dialéctica de la violencia (1972), Plaidoyer pour l'Europe décadente (1977), Pensar la guerra (1978), El espectador comprometido (1980) y Ensayo sobre libertades.

Sus Memorias (Mémoires. 50 ans de réflexion politique) se publicaron en París, al mes de su fallecimiento. En ellas, Aron, con un análisis lúcido e despiadado, pasa revista a decenios de historia y de cultura, evocando, entre otras cosas, su amistad con Sartre y su distanciamiento crítico posterior. Con Sartre, Aron había fundado la revista Temps modernes. En 1984 se publicó, póstumamente, Les dernières années du siècle.