Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Theodor Heinrich Boveri

(Bamberg, 1862 - Wurzburg, 1915) Citólogo alemán. Inició su formación en el campo de la citología en el año 1881; estudió anatomía y biología en la Universidad de Múnich.

En 1885 obtuvo el doctorado cum laude por esta universidad gracias a su tesis Beitrege zur Kenntnis der Nerverfasern, supervisada por el anatomista Carl von Kupffer. Esta alta calificación le permitió ser beneficiario de una beca para llevar a cabo sus investigaciones en el prestigioso laboratorio de Richard Hertwig, en el departamento de zoología de la universidad muniquesa.

En 1887 obtuvo la calificación suficiente para ocupar un puesto de lector y conferenciante en zoología y anatomía en esa misma institución. Tras finalizar el periodo de becario en 1891, el propio Hertwig le consiguió una plaza de profesor asistente en su departamento. No iba a ser hasta el año 1983 cuando Theodor Boveri lograse la plaza de profesor titular en anatomía comparativa y zoología, en este caso en la Universidad de Wurzburg. Al tiempo que tomaba posesión de su puesto accedió a otros cargos importantes, como la dirección del Instituto de Biología Emperador Guillermo en Berlin-Dahlem, que ocupó hasta su muerte el 15 de octubre de 1915.

Las primeras investigaciones llevadas a cabo por T. Boveri fueron con la lombriz Ascaris, a partir de los trabajos de E. van Beneden. Ésta le sirvió como objeto de estudio para las investigaciones del comportamiento de los núcleos de las células y los cromosomas durante la meiosis y las primeras fases de la fecundación. Tales observaciones fueron facilitadas por el bajo número de cromosomas de estas especies.

Pudo demostrar que, tras una división, las células hijas tienen de nuevo el mismo orden cromosomático, y de esta manera estableció la teoría de la individualidad de los cromosomas. Este descubrimiento le colocó dentro de la elite de investigadores celulares de todo el mundo. También observó que un huevo maduro se deshace de una cantidad importante de material nucleico a través de los cuerpos polares por dos divisiones, que reducen el número de cromosomas a la mitad. Había descubierto la meiosis.

Boveri podía demostrar, en las Ascaris, que los cromosomas femeninos y masculinos se organizaban directamente ellos mismos dentro de la fase de la primera división. El núcleo de ambos huevos y el de cada esperma contribuía a la misma colocación cromosómica. El núcleo del esperma reemplazaba la parte de material nucleico perdido durante la meiosis. Boveri fue el primero en sacar a la luz resultados de la investigación citológica y biológica que estaban en concordancia con las leyes de la herencia de Mendel. Tras sus experimentos recopiló los datos bajo la teoría de la herencia cromosomática (1902-1904).

Ante el éxito de su investigación cromosomática decidió centrarse más en la división embrionaria, ámbito en el que alcanzó unos éxitos comparables a los obtenidos con sus primeros estudios. Estas nuevas investigaciones también estuvieron centradas en la misma lombriz Ascaris. Boveri se dio cuenta de que, durante la primera división, sólo en los cromosomas de las células vegetales el núcleo quedaba intacto, mientras que en los animales los fragmentos de cromosoma eran repelidos y absorbidos por el citoplasma, acción que continuaba en cada fase posterior. Sus obras más importantes son Zellenstudien (Estudios sobre células, 1887-1907) y Das Problem der Befruchtung (El problema de la fecundación, 1902).

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos