Andrés Calamaro

(Andrés Calamaro Masel; Buenos Aires, 1961) Músico argentino. Integrante de conocidas formaciones en Argentina y en España, como Los Abuelos de la Nada y Los Rodríguez, en su importante trayectoria como solista ha destacado como compositor e intérprete ecléctico interesado en numerosos géneros; aunque se le ubica como una de las figuras clave del rock hispano, sus ritmos incorporan desde el folk al tango, pasando por el funk, el blues y el jazz.


Andrés Calamaro

Debutó en el mundo de la música con diecisiete años, como miembro del grupo Raíces, pero su verdadera andadura profesional comenzó en 1981, cuando se integró en Los Abuelos de la Nada, banda en la que permaneció hasta su disolución en 1985. Un año antes había editado Hotel Calamaro, su primer larga duración en solitario. Sin embargo, a los seis meses de editar el disco, la compañía discográfica con la que trabajaba tuvo que cerrar.

En 1985 grabó y editó su segundo elepé, Vida cruel, en el que contó con la colaboración de famosos compatriotas suyos. Después, tras un periodo de tres años colaborando en distintos proyectos, salió a la venta en 1988 su siguiente álbum, Por mirarte, que supuso la consagración definitiva. El cuarto trabajo llegó rápidamente; se tituló Nadie sale vivo de aquí, y con él se cerraba su trayectoria en Argentina.

En 1990 abandonó Buenos Aires para trasladarse a España (país que sólo conocía como turista), donde formó la banda Los Rodríguez. Durante su etapa en este grupo volvió a Buenos Aires (en 1993) para recuperar antiguas grabaciones; de ese material nacería Grabaciones Encontradas (volumen 1) ese mismo año, y Grabaciones Encontradas (volumen 2) un año después.

En 1997, y tras la disolución de Los Rodríguez, Calamaro volvió a grabar en solitario, esta vez en Nueva York y Miami. El resultado fue Alta suciedad, un disco superlativo que consagró el nombre de Calamaro a escala internacional y que sería nominado en los premios MTV latinos por el vídeo de su tema Loco. A este álbum le seguirían Honestidad brutal (1999), El salmón (2001), El cantante (2004) y Regreso (2005). En este último, un disco en directo grabado en el Luna Park de Buenos Aires, hizo un repaso de sus mejores temas como solista.

En mayo de 2006 publicó Tinta roja, un disco en el que recupera los tangos más poéticos de grandes de este género como Carlos Gardel o Astor Piazzolla. En el verano de 2006 se editó un doble disco, titulado ¡Calamaro querido!, en el que se incluyen 25 piezas de la discografía de Calamaro reinterpretadas por otros tantos grupos y artistas españoles y argentinos, entre ellos los Fabulosos Cadillacs, Joaquín Sabina, León Grieco, Niña Pastori, Fito Páez, Julieta Venegas y El Canto del Loco.