Niña Pastori

(María Rosa García García; San Fernando, Cádiz, 1978) Cantaora española de flamenco que ha cosechado destacables éxitos con una particular fusión de flamenco y pop. Hija de la Pastori, una cantaora gitana, la Niña Pastori se subió por primera vez a un escenario cuando contaba ocho años. Ya en 1988 ganó un concurso provincial de villancicos flamencos; era el primero de una larga lista de premios y galardones. A los doce años, toda una leyenda del flamenco como Camarón de la Isla puso sus ojos en ella y la presentó en público en el Teatro Andalucía de Cádiz.


Niña Pastori

No obstante, quienes la empujaron a grabar su primer disco fueron, sobre todo, Paco Ortega y Alejandro Sanz. Según contó la misma Niña Pastori, su primer contacto con Ortega tuvo lugar a los trece años, en una ocasión en que viajó a Madrid para actuar en La Parrala a favor de UNICEF. Paco Ortega estaba entre el público y le gustó tanto la actuación que, al acabar la gala, fue a ver a la artista a su camerino. De vuelta a su Cádiz natal, Niña Pastori recibió una llamada de Paco Ortega, que se mostró interesado en grabar con ella.

Paco Ortega y su buen amigo Alejandro Sanz fueron a ver a la Niña Pastori en La Venta de Vargas y le propusieron la grabación de un disco. Además de ayudar en la producción, Alejandro Sanza escribió dos canciones para su primer álbum: "Fandangos del río" y las bulerías "Anoche me diste un beso". El proceso de grabación, que contó con un excelente elenco de músicos, fue largo y cuidado. Finalmente, en enero de 1996 apareció en el mercado Entre dos puertos, del que se extrajo como single el tema "Tú me camelas": escrito por Paco Ortega, se convirtió en un extraordinario éxito popular. Gracias a ello, el álbum vendió nada menos que 150.000 copias, lo que supone una cantidad muy respetable para un debut, y más tratándose de un álbum flamenco.

Tras el éxito de ese primer disco y su correspondiente gira, Niña Pastori emprendió su segundo trabajo, que llegó a las tiendas en 1998 con el título de Eres luz. El álbum fue producido de nuevo por Paco Ortega e incluía canciones de Alejandro Sanz, de Parrita, del propio Paco Ortega e incluso del hermano de Niña Pastori, Paco. Otro excelente single, "La cartita", ayudó al disco a superar a su antecesor en copias vendidas, que llegarían a 200.000.

Este éxito no suavizó las desavenencias entre la Niña Pastori y su mentor y productor Paco Ortega. A finales de 1998 la ruptura ya era pública, y estuvo aderezada con posteriores reclamaciones a propósito de contratos firmados por ambas partes. Es de suponer que, sin la experiencia y la ayuda de Ortega, la Pastori no hubiera llegado con tanta rapidez al punto en que se encontraba. En cualquier caso, estos acontecimientos influyeron sobremanera en la carrera de la cantora: al marcharse Paco Ortega, perdió de golpe a su principal compositor y a su productor.

Siguió contando, no obstante, con la impagable ayuda de su amigo Alejandro Sanz, quien produjo su siguiente disco junto a Emanuele Ruffinengo y a José Miguel Carmona, uno de los tres componentes de Ketama. Alejandro escribió varios temas, entre ellos el precioso sencillo de adelanto, "Cai". Entre los colaboradores figuraban Diego del Morao, Moraíto, Vicente Amigo y Antonio Carmona. El resultado fue Cañailla, álbum que vio la luz en el año 2000. Arropada por tan buenos amigos y músicos, el arte de la Pastori no se resintió de la ausencia de Ortega.

En 2002 presentó María, y en 2004 su quinto álbum, con el curioso título de No hay quinto malo. En 2006, su trabajo Joyas prestadas llevó a su territorio una decena de temas muy conocidos de artistas como Joan Manuel Serrat ("Mediterráneo"), Marifé de Triana ("María de la O"), Luz Casal o Alejandro Sanz. Al año siguiente reunió sus mejores canciones en el disco recopilatorio Joyas propias.