Carlota I de México

(Carlota Amalia de Bélgica o Carlota I, emperatriz de México; Laeken, 1840 - castillo de Bouchout, 1927) Emperatriz de México, esposa del emperador Maximiliano I de México. Era hija del rey Leopoldo I de Bélgica y de la princesa María Luisa de Orleans. En 1857 contrajo matrimonio con Maximiliano de Habsburgo, archiduque de Austria.


La emperatriz Carlota de México

El 10 de abril de 1864 ambos recibieron en el castillo de Miramar a la comisión enviada por la Junta de Notables de México para ofrecerles el trono del país, el cual aceptaron creyendo que era una petición de todo el pueblo. El 12 de junio de aquel año llegaron a la capital de México, y luego se instalaron en el castillo de Chapultepec.

En su corto reinado (1864-1867), Carlota de México asumió las funciones propias de su rango, y durante algunos meses, mientras Maximiliano visitaba el interior del país, encabezó la regencia del Imperio. La presión de los grupos liberales, con Benito Juárez, el presidente legítimo, a la cabeza, y la imposibilidad de Maximiliano para mantener el control militar en el país, pusieron en peligro la Corona, obligando a Carlota a viajar a Francia en busca de apoyo en 1866.

Tras fracasar en la empresa, la emperatriz Carlota marchó a Roma para entrevistarse con el papa. Fue entonces cuando se manifestaron los primeros síntomas de su enajenación mental, agravados por el fusilamiento de su marido en México. La familia real belga la alojó en el castillo de Tervueren, al que llegó el 6 de agosto de 1867, casi dos meses después del fusilamiento de Maximiliano. Carlota de México residió después durante una temporada en el palacio de Laeken, desde donde partió definitivamente al castillo de Bouchout, lugar en el que quedó recluida hasta su muerte.