Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Christian Dior

(Granville, Francia, 1905 - Montecatini, Italia, 1957) Modisto francés. Tras la quiebra de la empresa familiar, se convirtió en dibujante de modas para Agnès y Schiaparelli, de donde pasó a trabajar como diseñador de modelos en la casa Piguet. En 1946 fundó su propia firma de alta costura, que llevaba su nombre y que tenía su sede en París. Fue así como lanzó la moda que sería bautizada como New Look, vestidos de hombros estrechos y faldas hasta media pierna. Un año más tarde abrió una sucursal en Nueva York, lo que da prueba de su fulgurante éxito en el mundo de la moda, que le permitió consolidar su casa como una de las más prestigiosas de los últimos tiempos. A su muerte, con salones en veinticuatro países, continuaron con su firma primero Yves Saint-Laurent y luego Marc Bohan, que supieron mantener la reputación del apellido.


Christian Dior

La llamada alta costura había nacido en los tiempos en que las señoras se cambiaban de vestido varias veces al día, dependiendo de la hora. Era una moda de alta calidad en cuanto al diseño y a la producción. La Cámara Sindical de la Alta Costura había sido fundada en 1868 como un sindicato de modistas para impedir que sus diseños fueran plagiados. El diseñador creaba los modelos a partir de una tela hecha de lino o muselina que llevaba su firma. A finales de la década de 1950, muchas de las casas de alta costura habían cerrado ante el avance del más barato prêt-à-porter. El modisto francés Christian Dior fue el más prestigioso diseñador de esta última etapa de la alta costura. Sus líneas elegantes y escultóricas influirían en las mujeres y en los diseñadores durante décadas.

Dior dejó sus estudios de ciencias políticas por los de música, aunque en realidad se dedicó a viajar y a dirigir una galería de arte. En 1931, su madre murió de cáncer y la empresa familiar que heredó fue declarada en bancarrota. Dior tuvo además que abandonar la galería de arte al contraer tuberculosis. Tras vivir de la hospitalidad de los amigos durante un tiempo, comenzó a vender bocetos con sus propios diseños a periódicos y revistas.

A partir de estos principios trabajó con varios diseñadores hasta que en 1946, gracias a la ayuda de Marcel Boussac, magnate del algodón, pudo abrir su propia casa de alta costura en París. En 1947 lanzó su primera colección, la línea Corolle. Tras la depresión que había traído consigo la Segunda Guerra Mundial, Christian Dior supo interpretar hábilmente en su ropa las necesidades de recuperación y optimismo de la sociedad, dando a la moda un nuevo impulso y definiendo la estética de los 50. El contraste que Dior introdujo con sus lujosos diseños causó sensación. Sus trajes se amoldaban a la figura femenina, exagerándola: faldas a media pierna acampanadas y voluminosas, de muchísimo vuelo, con forros de tul que llegaban a necesitar más de veinte metros de tela, surgían de ceñidos y rígidos cuerpos que resaltaban el busto y minimizaban la cintura. Estos modelos se complementaban con sombreros ladeados, gargantillas y zapatos de tacón de aguja. Su propuesta era un estilo absolutamente glamoroso y femenino.

Esta tendencia fue bautizada por la prensa con el nombre de New Look, y aceptada rápidamente por mujeres americanas y europeas, deseosas de renovar su estricto guardarropa heredado de los años cuarenta. Aunque cabría tener en cuenta a otros genios de la costura, como Jacques Fath o Hubert de Givenchy, la aportación oportunísima del New Look de Dior convirtió a este modisto en un diseñador clave para comprender el proceso seguido por la moda en el transcurso del siglo XX. La recuperación económica de los años cincuenta y el consecuente entusiasmo generalizado se tradujo, en moda, en una fiebre de consumismo, un derroche de creatividad y glamour y en una auténtica edad de oro en todas sus manifestaciones.

Aunque el New Look fascinó a muchas mujeres, también es cierto que otras criticaron el extravagante uso de los materiales y la artificialidad que lo caracterizaban. A las puertas de la Casa Dior se vieron piquetes de mujeres indignadas, aunque estas manifestaciones sólo consiguieron darle más publicidad. El modisto murió a los 52 años, pero la Casa Dior siguió adelante con otros grandes diseñadores, como Yves Saint-Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré y John Galliano. El nombre de Dior se encuentra también en cosméticos, perfumes, joyería o artículos domésticos.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos