Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Fernán Caballero

(Seudónimo de Cecilia Böhl de Faber; Morge, España, 1796 - Sevilla, 1877) Escritora española que cultivó un pintoresquismo de carácter costumbrista y cuya obra se distingue por la defensa de las virtudes tradicionales, la monarquía y el catolicismo. Descendiente del hispanista Juan Nicolás Böhl de Faber, su vida se desarrolló siempre entre ambientes y círculos aristocráticos. Se casó tres veces, y durante su segundo matrimonio fijó su residencia en Dos Hermanas (Sevilla), de cuya tradición oral tomó cuentos y anécdotas populares. El éxito de La gaviota (1849) y de otros textos posteriores le abrió las puertas a las colaboraciones periodísticas y alivió hasta cierto punto las penurias que hubo de padecer tras el suicidio de su tercer marido.


Fernán Caballero

Cecilia Böhl de Faber pasó su infancia en la provincia de Cádiz, donde se había establecido su padre, casado con una española, y en 1805 se trasladó a Hamburgo. Tras enviudar de su primer marido, con quien había marchado a Puerto Rico en 1816, volvió a España y contrajo nuevas nupcias con el marqués de Arco-Hermoso. Fallecido su segundo esposo, contrajo matrimonio con Antonio Arrom, con quien viajó a Manila y después a Australia, al ser nombrado éste cónsul de España.

Tras la publicación de La gaviota (1849), inicialmente escrita en francés, aparecieron ese mismo año La familia de Alvareda, narración comenzada en 1822 y redactada originariamente en alemán, Una en otra, su tercer título y, finalmente, Elia. En Clemencia (1852) hallamos la crónica del fracaso sentimental de su primer matrimonio; su novela La farisea (1863) gozó de una amplia aceptación entre el público de la época.

Otros libros de la autora son Lágrimas (1853), Un servilón y un liberalito (1857), Un verano en Bornos (1858), Cosa cumplida... sólo en la otra vida (1861), El Alcázar de Sevilla (1862) y La corruptora (1868). Publicó también volúmenes de cuentos, entre los que se encuentran Cuadros de costumbres populares andaluzas (1852), Relaciones (1857) y Cuentos y poesía andaluces (1859).

Tras haber obtenido el favor de Isabel II y trabado amistad con los duques de Montpensier, vivió varios años en el Alcázar de Sevilla, que hubo de abandonar en 1868. La virtud más destacable de las novelas de Fernán Caballero es la movilidad de los personajes y cuadros de costumbres y la creación de una atmósfera narrativa que hace muy amena la lectura, gracias a sus tramas ligeras e intencionadamente ingenuas.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos