Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

John Edgar Hoover

(Washington, 1895 - id., 1972) Abogado y político estadounidense que impulsó de forma decisiva el FBI, convirtiéndolo en una todopoderosa agencia estatal a cuyo frente se mantuvo durante casi cincuenta años. Su gestión, de duración claramente anómala, fue positiva por su labor de modernización, pero no estuvo exenta de críticas.

J. Edgar Hoover cursó estudios de derecho en la Universidad George Washington, tras lo cual entró a trabajar, en 1917, en el departamento de Justicia. Fue ayudante del fiscal general entre 1919 y 1921 y ayudante del director del Bureau of Investigation entre 1921 y 1924.


J. Edgar Hoover

En 1924 fue nombrado director del Bureau of Investigation con la consigna de reorganizarlo y extirpar la corrupción. El organismo (que tomaría el nombre de Federal Bureau of Investigation, FBI, en 1935), se constituyó en una fuerza policial para perseguir a los delincuentes en toda la nación, sin limitaciones de fronteras estatales. J. Edgar Hoover modernizó la institución y la convirtió en la más poderosa agencia de investigación mundial. Para ello fundó una escuela de espías y detectives, la FBI National Academy, y organizó un extenso banco de huellas dactilares, en el cual figuraban centenares de miles de personas.

En la década de 1930 la agencia obtuvo innegables éxitos en la lucha contra el gangsterismo. Sus funciones se extendieron luego al contraespionaje y a la lucha contra la subversión política y social, sobre todo en el transcurso de la II Guerra Mundial y en la llamada guerra fría. Su afán por investigar a cualquier sospechoso de cometer actividades ilegales o subversivas le llevó a vigilar estrechamente desde miembros del Ku Klux Klan hasta el pastor Martin Luther King, así como a numerosos actores, actrices, escritores u otros profesionales liberales.

Por su anticomunismo obsesivo y por su poco flexible concepción sobre la ley y el orden, su gestión empezó a ser fuertemente discutida en los años 50 y 60. Cada nuevo presidente parecía que representaría el cese de J. Edgar Hoover al frente de la todopoderosa policía. Pero tampoco escaparon a su control los sucesivos presidentes y fiscales generales, a quienes, en ocasiones, amenazó con desvelar supuestos escándalos en caso de ser destituido, lo que le permitió, a pesar de las críticas, permanecer en el cargo hasta su muerte en 1972, más allá de la edad legal de jubilación.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos