Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Alfredo Kraus

(Las Palmas de Gran Canaria, 1927 - Madrid, España, 1999) Tenor español. Tras debutar en El Cairo en 1956, su carrera le llevó a actuar en varios escenarios del mundo. De origen alemán, supo crearse un repertorio, si no demasiado extenso, sí escogido y adecuado al incomparable vigor y calidez de su voz, lo que junto a su técnica perfecta le permitió cantar superados los setenta años en plena posesión de sus facultades vocales. Desde 1965 fue artista titular del Metropolitan de Nueva York. Además de las zarzuelas, su especialidad fueron la ópera francesa e italiana del siglo XVII, y de él se recuerdan interpretaciones señeras de papeles como los de Werther, Fausto, el duque de Mantua (Rigoletto) y Alfredo (La Traviata). Sin duda, se trata de uno de los grandes tenores del siglo XX.


Alfredo Kraus

Hijo de un periodista vienés naturalizado español, realizó estudios de peritaje mercantil en su ciudad natal. De niño intervino, al igual que sus hermanos, en los coros escolares y de aficionados. María Fiol, una de las organizadoras de la Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria, fue la primera profesora de los tres hermanos. A los 27 años decidió dedicarse plenamente a la música y marchó a Barcelona a estudiar con Markoff. De allí pasó a Valencia, donde trabajó con el maestro Andrés. En 1956 se inscribió en el Conservatorio de Milán, en el que tuvo como profesora a Mercedes Llopart.

Se presentó al Concurso Internacional de Canto de Ginebra, quedando finalista, y allí mismo firmó su primer contrato para debutar como cantante en la ópera Rigoletto, en El Cairo. Poco después intervino de nuevo en esa obra y en Il pescatore di perle en Sevilla, aunque su lanzamiento internacional tuvo lugar en Lisboa, cantando La Traviata con Maria Callas. A partir de aquí inició una carrera fulgurante que le llevó a actuar en los más importantes teatros del mundo y con las divas más famosas. Su repertorio alcanza los 25 títulos y es uno de los cantantes de ópera que más larga salva de aplausos ha logrado (48 minutos cronometrados).

En 1991 celebró sus 35 años de carrera artística con un recital en el Auditorio Nacional de Música y recibió un homenaje en Las Palmas de Gran Canaria. Ese mismo año le fue otorgado el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, galardón que compartió con otros seis cantantes líricos españoles: Pilar Lorengar, Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, José Carreras, Plácido Domingo y Teresa Berganza.

Un año después, Alfredo Kraus fue excluido de la lista de cantantes invitados a participar en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992), lo que abrió una larga y agria polémica entre Kraus y otras figuras de la lírica nacional como José Carreras, Plácido Domingo y Montserrat Caballé. Kraus acusó a José Carreras de ser el responsable directo de esa exclusión, en tanto que Carreras (director musical de los Juegos), justificó su decisión en base a las reiteradas críticas efectuadas por Kraus contra los actos masivos de ópera. Finalmente, y después de una serie de acusaciones mutuas, Kraus fue invitado a cantar en la ceremonia.

En enero de 1996, con motivo de la celebración de sus 40 años de profesional, Alfredo Kraus inició una gira de dos años por los escenarios líricos del mundo. Al año siguiente, sin embargo, el fallecimiento en Madrid de su esposa, Rosa Blanca Ley Bird, sumió en una profunda depresión al tenor, que estuvo nueve meses sin pisar un teatro, aunque volvió luego a los escenarios y siguió cantando hasta pocos meses antes de su muerte. Intérprete depuradísimo de obras de gran dificultad, recibió a lo largo de su trayectoria numerosos premios y galardones.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos