Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Pierre Laval

Político francés (Châteldon, Auvernia, 1883 - Fresnes, 1945). Procedente de la pequeña burguesía de provincias (su padre era dueño de un café), estudió Derecho en París y, desde 1907 ejerció como abogado de sindicalistas. Sus ideas pacifistas y revolucionarias le llevaron a entrar en política como «socialista independiente»: fue elegido diputado (desde 1914), senador (desde 1927) y ministro (1925). Desde entonces inició un deslizamiento ideológico que le llevó a formar parte de un gobierno centrista (1925-26) y otro de derechas (1930).

Ya en posiciones claramente conservadoras, saltó al primer plano de la política convirtiéndose en jefe de gobierno (1931-32 y 1935-36) y ministro de Asuntos Exteriores (1934-36). En esa época intentó el aislamiento diplomático de Alemania mediante un pacto con la Unión Soviética y una alianza con Italia (1935); pero las reticencias británicas hicieron fracasar aquel proyecto, acentuando la anglofobia de Laval. Por otro lado, su política económica deflacionista aumentó el descontento de las clases trabajadoras y facilitó el triunfo electoral del Frente Popular en 1936.

Tras permanecer apartado del poder durante el periodo de gobierno de la izquierda, volvió a la política activa con motivo de la invasión alemana de Francia al comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1940). Fue uno de los principales artífices de la concesión de plenos poderes por la Asamblea al mariscal Pétain, que puso fin a la Tercera República y permitió la formación del régimen colaboracionista de Vichy. Tras ejercer unos meses como vicepresidente del gobierno, un enfrentamiento con Pétain provocó su cese y detención; fue liberado por orden de los ocupantes alemanes, que le pusieron de nuevo al frente del gobierno en 1942.

Fiel colaborador del Tercer Reich, instauró el servicio de trabajo obligatorio en favor de Alemania, creó la Milicia colaboracionista y organizó la deportación de judíos franceses para ser exterminados. En 1944 se refugió en Alemania ante el avance de los ejércitos aliados, pero finalmente fue capturado por los americanos y entregado a las autoridades de la Francia liberada. Juzgado por alta traición en 1945, fue condenado a muerte y fusilado, tras un intento frustrado de suicidio.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos