Leonor de Aquitania

Reina de Francia y de Inglaterra (?, h. 1122 - Fontevrault, 1204). Hija y heredera del último duque de Aquitania y de Poitou, al casarse con el rey Luis VII de Francia aportó a éste como dote Guyena, Gascuña y Poitou (1137). Posteriormente, el adulterio de la reina provocaría la ruptura de aquel matrimonio, que el rey hizo anular en 1152.

Leonor se casó enseguida con el duque de Normandía y de Anjou, Enrique Plantagenet, que dos años más tarde se convertiría en Enrique II de Inglaterra. De esta manera pasaron a la Corona inglesa los feudos franceses de Aquitania, redondeando un extenso reino angevino a ambos lados del canal de La Mancha; este dominio inglés sobre la mitad occidental de Francia sería el origen del prolongado conflicto entre las dos Coronas, conocido como la Guerra de los Cien Años (1339-1453).

El segundo matrimonio de Leonor estuvo marcado por la infidelidad de su marido, que movió a la reina a separarse de él y establecerse en Poitiers, no sin antes haber intentado envenenar a la amante del rey. Desde allí fomentó la fracasada rebelión de sus hijos contra Enrique II (1173), que éste castigó haciéndola internar en un convento.

De allí fue liberada a la muerte de Enrique por su hijo Ricardo Corazón de León, nuevo rey de Inglaterra (1189). Leonor fue incluso nombrada regente durante la ausencia de Ricardo por la Tercera Cruzada (1190-92) y vivió para ver a un segundo hijo suyo -Juan sin Tierra- en el Trono de Inglaterra (1199).