Ludovico Sforza el Moro

(Vigevano, 1452 - Loches, 1508) Duque de Milán (1494-1500). Hijo de Francesco I Sforza, después del asesinato de su hermano Galeazzo se asoció con la regente, Bona de Saboya. Nombrado duque de Bari (1479), ocupó la regencia de su sobrino Gian Galeazzo con el apoyo de Fernando I de Nápoles.


Ludovico Sforza

Una inteligente estrategia de alianzas y matrimonios le permitió asegurarse el control del ducado (pese a su teórico papel de mero regente) y la hegemonía de Milán sobre otros estados italianos. Había casado a Gian Galeazzo con la nieta de Fernando I de Nápoles para obtener su apoyo, y en 1491 se casó él mismo con Beatriz de Este, hija del duque de Ferrara. Mantuvo por otra parte buenas relaciones con Lorenzo el Magnífico de Florencia y con el papa Alejandro VI.

Mecenas de Leonardo da Vinci y otros artistas, como el arquitecto Donato Bramante, su corte alcanzó gran esplendor en sus primeros años. Invirtió enormes cantidades de dinero en fortificaciones y obras suntuarias destinadas a embellecer la ciudad, así como en mecenazgos y patrocinios, lo cual atrajo a numerosos escritores y artistas, aunque también significó un gravoso aumento de los tributos.

Deseoso de mantenerse en el poder más allá de la regencia, Ludovico Sforza desterró a Gian Galeazzo a Pavía. La esposa de su sobrino, Isabel de Aragón, recurrió a su abuelo Fernando I para recuperar el ducado, pero Ludovico resistió apoyado por Carlos VIII de Francia y el emperador Maximiliano I, y en 1494 fue reconocido por la nobleza milanesa como Duque de Milán. Posteriormente, sin embargo, se unió a la liga contra Carlos VIII de Francia, y tras el fallecimiento del monarca francés y de Fernando I llegó al apogeo de su poder. En 1499 fue derrocado por Luis XII de Francia; apresado en Novara (1500), fue encerrado en Loches, donde murió.