Jose Mourinho

(José Mario Santos Mourinho Felix; Setúbal, Portugal, 1963) Entrenador de fútbol, uno de los más destacados y polémicos de los últimos años por sus triunfos y sus declaraciones. Su padre, Félix Mourinho, era un conocido guardameta de su país que también acabó convertido en entrenador. Con tal ambiente familiar no es de extrañar que el chico quisiera ser futbolista, y de hecho llegó a jugar con el Sesimbra, equipo de la segunda división B portuguesa. Pero muy pronto, desde los 15 años, comenzó a introducirse en el mundillo de los entrenadores, ayudando a su padre como espía del Belenenses.


José Mourinho

Comprendiendo que no destacaría como futbolista, estudió gestión administrativa para complacer a su madre, pero su vocación podía más y acabó cursando la licenciatura en Educación Física, en la especialidad de Metodología del fútbol. Poco después obtuvo el título de entrenador de la UEFA.

Después de entrenar a varios equipos menores como el Estrela Amadora y el Vitoria Setúbal, en 1992 dio su primer paso de importancia al acompañar a Bobby Robson en el Sporting de Lisboa. Mourinho iba de entrada como traductor, pero acabó superando al segundo técnico, Manuel Fernandes; Robson se dio cuenta de su talento y a menudo quedaba sorprendido con los consejos del joven Mourinho, de manera que fue confiando en él y lo convirtió en su mano derecha.

A partir de ese momento su progresión quedó unida a la de Bobby Robson. Pasó junto a él tres temporadas en el Oporto (1993-94, 94-95 y 95-96), y aunque el tándem se disolvió al pasar al Barcelona (96-97), todavía les une una fuerte amistad. El entrenador holandés Louis Van Gaal, al llegar al FC Barcelona, reclamó a Mourinho, el cual se encargó de elaborar los informes de los rivales.

Primer entrenador

Finalmente llegaron sus primera oportunidades como primer entrenador, y todas ellas pasaron sin pena ni gloria: nueve meses en el Benfica, en el que substituyó a Heynckes; luego el Uniao Leiria, que acabó cuarto en la liga; de nuevo el Benfica, y finalmente, en enero del 2002, el Oporto, que se hallaba sumido en la crisis y con el que, sin embargo, cosecharía sus primeros triunfos. En su primera temporada en el Oporto, la 2002-03, logró triplete: Liga, Copa y Copa de la UEFA. En la segunda, la 2003-04, ganó la Liga portuguesa y nada menos que la Champions League o Copa de Europa.

Junto con los éxitos, se desataron los primeros rumores sobre su marcha al Chelsea inglés. Y efectivamente, Roman Abramovich lo fichó para el Chelsea y lo ha convertido en, por el momento, el entrenador mejor pagado del mundo. Por lo visto, vale el dinero que cobra: en su primera temporada, la 2004-2005, ha ganado la Liga inglesa y la Supercopa de Inglaterra. Nombrado además mejor entrenador del 2004, sus éxitos no van exentos de polémica: tan dotado de talento como de arrogancia, sus insidiosas declaraciones han provocado más de un escándalo.

Entre sus cualidades como entrenador, destaca sin duda la de «crear equipo». Mientras otros clubes confían en grandes individualidades, para Mourinho la compenetración y la conciencia de grupo es fundamental. «Soy un gran defensor del espíritu de equipo. Miraré a todos mis jugadores por igual, porque los trofeos los ganan los equipos», ha sostenido siempre.

Además, ha sabido como nadie sacar el máximo rendimiento de jugadores que en su momento sólo eran promesas, como Deco, Lampard o Joe Cole. Se reconoce deudor de Robson en su savoir faire a la hora de tratar a los jugadores, y de Van Gaal, en su estrategia y táctica, pero es sobre todo en este último terreno donde parece no tener rival. Su capacidad de análisis del juego propio y de las tácticas del adversario es tal, que sus jugadores cuentan que en el campo suele suceder lo mismo que en los entrenamientos.