Luis Perico Ortiz

(Santurce, 1949) Trompetista, compositor y productor puertorriqueño. Referencia obligada de la música puertorriqueña y latina de las últimas tres décadas del siglo XX, ha cultivado los más diversos estilos, desde la salsa y el jazz, hasta el pop o el bolero.

Perico Ortiz fue un auténtico niño prodigio, cuya vocación por la música se despertó a la temprana edad de cinco años. Se formó en la Escuela Libre de Música y posteriormente en el Conservatorio de San Juan, para más tarde parar a formar parte de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico bajo la dirección de Pau Casals antes de cumplir los veinte años.

En 1970 se trasladó a Nueva York, ciudad donde comenzó su carrera profesional trabajando con los grupos de Tito Puente, Mongo Santamaria y David Bowie, entre otros, y fue colaborador habitual del colectivo Fania All-Star, el proyecto de artistas que popularizó la salsa urbana.

Además del indudable talento con la trompeta, Ortiz comenzó a ganar prestigio por sus innovadoras ideas en el arreglo y producción musical, lo que le valió ser nombrado Arreglista y Músico del Año en 1978 por la revista Latin New York Magazine; ya el año anterior, 1977, había lanzado su primer disco como solista, My Own Image, al que siguió el exitoso Super Salsa (1978), que incluía una de sus piezas más célebres: Julián del Valle.


Luis Perico Ortiz

Por su orquesta pasaron las voces de Rafael De Jesús, Billy Carrión, Domingo Quiñonés y Roberto Lugo, aunque fue con estos dos últimos con quienes cosechó los mayores triunfos de su amplia discografía: Sabroso, Sabor tropical, In Tradition y El Isleño. En 1988 creó su propia empresa de producción y grabación: Dialen Promotions, posteriormente Luis Perico Ortiz Productions, dedicada principalmente al ámbito publicitario en radio y televisión; ese mismo año produjo y arregló el álbum Hey Mambo de Barry Manilow.

En 1993 regresó a su isla natal, donde continuó tanto con la carrera musical como la empresarial: entre otras proyectos, en 1995 colaboró en la promoción del álbum colectivo La Combinación Perfecta; en 1996 produjo el disco Café con Leche y Dos de Azúcar; al año siguiente sacó al mercado el primer volumen de un disco recopilatorio, y en 1998 produjo un trabajo instrumental, Emociones, con versiones propias de temas clásicos. Entre otros premios y reconocimientos, Perico Ortiz fue nombrado Mejor Intérprete de Salsa en 1981 y Mejor Orquesta Neoyorquina en 1982 por parte de la Asociación de Cronistas de Espectáculos (ACE).