Oseas

Profeta del Antiguo Testamento, hijo de Been y el primero del grupo de los Doce Profetas Menores. Nacido hacia el año 800 a.C. y fallecido alrededor de 725 a.C., desarrolló su ministerio en el reino del norte (Israel), de donde procedía. Oseas predicó bajo el reinado de Jeroboam II (782-753 a.C.), en el momento de la catástrofe de Samaria, predicha por Amós unos años antes, y en tiempo de Ozías, Jotán, Ajaz y Ezequías. Por lo tanto, hay que ubicarle entre los años 750 a 725 a.C.

Se le atribuye la autoría del llamado Libro de Oseas, en el que el profeta denuncia la infidelidad del pueblo para con Yahvé y revela el amor tierno de Dios, comparable al del esposo que perdona a su esposa infiel o al del padre que ama a su hijo rebelde. El profeta combate las bien conocidas tendencias idolátricas del reino septentrional y el culto del becerro de oro (una polémica que tendría en Jerusalén sabor arcaico), llamando a su pueblo a la piedad interior, a la devoción espiritual que lo unirá a Dios en unos esponsales de amor. La presunta tumba de Oseas se encuentra en el monte que lleva el mismo nombre, y todavía los beduinos le ofrecen sacrificios.