Ramón Pérez de Ayala

(Oviedo, 1881 - Madrid, 1962) Escritor español. En su obra muestra una notable inclinación hacia los enfoques intelectuales, simbólicos y ensayísticos. Hizo sus primeros estudios con los jesuitas, quienes le proporcionaron amplios conocimientos humanísticos, pero provocaron en él un profundo sentimiento anticlerical. Inició la carrera de derecho en Oviedo y posteriormente se trasladó a Madrid, donde se vinculó con la Institución Libre de Enseñanza.


Ramón Pérez de Ayala

Después de viajar por Italia y Alemania fundó con J. Ortega y Gasset y G. Marañón la Agrupación al Servicio de la República. Embajador en Londres entre 1931 y 1936, al inicio de la Guerra Civil se exilió en Francia y América del Sur. Regresó a España en 1954.

Su andadura literaria se abrió con un libro de poemas, La paz del sendero (1904), entrega inicial de un extenso ciclo compuesto además por El sendero innumerable (1916), El sendero andante (1921) y El sendero ardiente (publicado póstumamente). Si bien el punto de partida es el modernismo, su contenido simbólico y conceptual lo apartaron de la poesía de la época y le confirieron una sustancia discursiva que caracteriza toda su obra.

En el ámbito del ensayo propiamente dicho sus libros más destacables son Las máscaras (1917-1919), recopilación de críticas teatrales, y Política y toros (1918). En el primero analizó la escena española del siglo, atacando el teatro poético de J. Benavente y F. Villaespesa y defendiendo el de B. Pérez Galdós y C. Arniches, mientras que el segundo es un virulento alegato antimilitarista.

Su producción narrativa, desarrollada en tres etapas, empezó con una serie de novelas autobiográficas protagonizadas por Alberto Díaz de Guzmán, alter ego del autor: Tinieblas en las cumbres (1907) A.M.D.G. La vida en un colegio de jesuitas (1910), La pata de la raposa (1912) y Troteras y danzaderas (1913). El escándalo suscitado por A.M.D.G., auténtico manifiesto antijesuítico, supuso también su primer éxito, mientras que Troteras y danzaderas es una brillante descripción de la bohemia literaria del Madrid de comienzos de siglo.

Es en estas obras donde se plasman con mayor acierto el sentido del humor y la visión tragicómica del autor, que alterna los momentos emotivos con la ironía, y la nota amarga con la aproximación comprensiva hacia sus personajes. Después aparecieron Tres novelas poemáticas de la vida española (1916), libro compuesto por Prometeo, Luz de domingo y La caída de los limones que supone una profundización en los elementos intelectualizantes y de proyección simbólica.

También produjo títulos menos centrados en su tiempo y su vida, como Belarmino y Apolonio (1921), que versa sobre el lenguaje, Las novelas de Urbano y Simona (1923), cuyo tema es la educación amorosa, y Tigre Juan (1926) y El curandero de su honra (1926), obras en torno al arquetipo del honor conyugal.