Francisco Roldán

(Moguer, 1462 - Caribe, 1502) Navegante español. Acompañó a Colón en su segundo viaje (1493) y fue nombrado alcalde mayor de La Isabela. Se enfrentó a Bartolomé Colón e incitó a los indios a la rebelión. A la vuelta de Colón, llegó a un pacto con él (1499) por el que se anularon los tributos y se establecieron los primeros repartimientos de indios. Ovando lo apresó y lo envió a España.

Caballero de la casa de los Reyes Católicos, Francisco Roldán participó en la conquista de Granada (1492). En 1493, en el segundo viaje de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo, pasó a la isla de La Española en calidad de mayordomo y de proveedor de la Armada. Posteriormente fue nombrado por el almirante alcalde mayor de La Isabela y, más tarde, de toda la isla.

Durante su ausencia, Colón confió el mando a su hermano Bartolomé Colón, con el cargo de adelantado. Roldán, que se opuso a esa designación, se ganó el apoyo de los indios prometiendo eximirles del pago de tributos y, aprovechando la ausencia del adelantado, que participaba en una expedición a Santo Domingo, se apoderó de las armas de La Isabela y se retiró a Xaraguá.

Cuando Colón regresó a La Española en su tercer viaje, otorgó a los rebeldes, por el acuerdo de agosto de 1499, sueldos y tierras, y nombró de nuevo alcalde mayor a Francisco Roldán. En marzo de 1500, Roldán impidió que estallara una nueva rebelión, por lo que fue recompensado con el repartimiento de indios. Ante los continuos levantamientos, solicitó la presencia de un letrado para ejercer la justicia, situación que motivó la destitución de Colón a favor de Bobadilla (1500). A pesar del buen trato que recibió de Bobadilla y de ser responsable de una situación que, por otra parte, aceptaba, Roldán se mantuvo fiel a Colón y a sus hermanos. Apresado por Nicolás de Ovando, pereció durante la travesía que debía devolverlo a España.