Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Henryk Sienkiewicz

(Wola Okrzejska, 1846-Vevey, 1916) Escritor polaco. Hijo de una familia perteneciente a la nobleza campesina, se formó en un ambiente rural donde se mantenían vivas las tradiciones polacas. Estudió en Varsovia, y luego inició su carrera como periodista (1869). De 1876 a 1879 realizó varios viajes por California, Francia e Italia; posteriormente visitaría España, Grecia, Turquía, y, otra vez, América. En 1882 se hizo cargo de la dirección del periódico conservador Slowo. Haciendo uso de su prestigio en defensa de la causa de Polonia, dirigió una carta abierta a Guillermo II, en la que se oponía a la germanización de la Posnania y con la que atrajo la atención mundial sobre la suerte de su país. Al iniciarse la I Guerra Mundial, se encontraba en Suiza, donde formó, con Paderewski, el comité para las víctimas de la guerra en Polonia.


Henryk Sienkiewicz

Como narrador, se le recuerda, sobre todo, por sus novelas inspiradas en la historia de Polonia: A sangre y fuego (1884), El diluvio (1886), El señor Wolodyjowski (1888), Sin dogma (1891), La familia Polaniecki (1894) y Los cruzados (1897-1900). Son también notables sus relatos (Nadie es profeta en su tierra, 1872; Bocetos al carbón, 1880), sus novelas cortas (Bartek el vencedor, 1882; El torrero, 1880; Sachem, 1889) y la novela histórica Quo vadis? (1896).

Ya en su juventud había publicado cuentos y novelas como En vano y Humorísticas de la carpeta de Worszyllo (1872-73). Las obras que le valieron inmediatamente el interés de toda Polonia fueron El viejo servidor y Ana, en las que reconstruye el ambiente de su casa a través de una delicada narración. La pasión por los viajes le proporcionó nuevos temas e inspiraciones para interesantes relatos (Cartas de viaje) y numerosos cuentos, entre los cuales figura El torrero, posiblemente el texto más bello de su género de toda la literatura polaca.

Sin embargo, en el curso de la evolución de su talento de escritor, y aun cuando hubiera iniciado su actividad bajo tendencias positivistas, Henryk Sienkiewicz se sintió cansado del mundo de la pequeña burguesía, y buscó a sus héroes en el conjunto de las grandes figuras históricas del pasado de su patria; ello dio lugar a la trilogía que forman las novelas A sangre y fuego, El diluvio y El señor Wolodyjowski, y a Los cruzados, obras junto a las cuales aparecieron dos novelas de argumento moderno: Sin dogma y La familia Polaniecki. En 1896 publicó Quo vadis?, texto que le valió una celebridad mundial. En 1905 recibió el premio Nobel de Literatura. Posteriormente dio todavía a la luz otra novela histórica, aun cuando de menor valor, como Sobre el campo de la gloria. Obra muy bella es, en cambio, Por desiertos y bosques.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos