Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Vincent Van Gogh

(Groot-Zundert, Brabante Septentrional, 1853-Auvers-sur-Oise, 1890) Pintor neerlandés. Hijo de un pastor protestante, al finalizar sus estudios trabajó en la galería Goupil, una sociedad de comerciantes de arte, primero en La Haya (1869) y posteriormente en Londres (1873). En 1875 fue trasladado a la filial parisina; en 1876 se despidió y regresó a Holanda. Trabajó después como profesor, ayudante de un pastor metodista y empleado de una librería, oficios en los que no logró permanecer.

La obsesión de Van Gogh era entonces convertirse en pastor; fue a Amsterdam para seguir los estudios de teología, que suspendió, y pasó entonces a la Escuela de Evangelización Práctica de Bruselas; en 1878 fue enviado por ésta a la zona minera del Borinage. Establecido en el pueblo de Pâturages, próximo a Mons, la miseria de los mineros le llevó a perder la fe.

Van Gogh pasó esta crisis espiritual vagando por Francia y Bélgica y escribiendo a su hermano Théo, que ocupaba ahora su antiguo empleo en la galería Goupil de París. Animado por éste, en 1880 decidió dedicarse a la pintura y fue a Bruselas, donde conoció al pintor A. Van Rappard, con quien mantendría una larga relación, y llevó a cabo las primeras copias de Millet.

En 1882 vivió en Schenkweg con la prostituta Sien y sus hijos; seguía dibujando, y realizó sus primeros cuadros. Tras descubrir Théo su relación con Sien, rompió con ella a instancias de este último y marchó al norte, donde permaneció hasta finales de 1883. Fue luego a Nuenen, donde se aproximó de nuevo a su familia y pintó febrilmente. En 1885 se reunió con su hermano en París, conoció el impresionismo y el arte japonés (Retrato del père Tanguy), y se relacionó con Toulouse-Lautrec, E. Bernard y Gauguin.

El contacto con el impresionismo sería determinante para su obra. Establecido en Arles (La habitación de Vincent, 1888) por consejo de su hermano, la soledad se le hacía insoportable. Gauguin se instaló con él a instancias suyas (1889), pero la relación fue haciéndose más y más difícil por el carácter violento de ambos; Van Gogh se cortó el lóbulo de una oreja al intentar golpear a Gauguin en una pelea.

Tras la marcha de Gauguin, Théo le visitó e hizo que ingresara en el hospital de Arles, y más tarde en el asilo de Saint-Rémy. En este período Van Gogh pintó intensamente: paisajes, naturalezas muertas, retratos, campos de trigo bajo un cielo azul plomo con vuelos de cuervos, etc. Regresó entonces a París y se instaló en Auvers-sur-Oise; el 27 de julio de 1890 se disparó un tiro y murió dos días después, dejando una producción de aproximadamente ochocientos cuadros y otros tantos dibujos y aguafuertes, además del excepcional documento que constituye su correspondencia con Théo y Van Rappard.

Autor de escaso éxito en vida, la exposición retrospectiva de 1891 que el Salon des Indépendants dedicó a Van Gogh hizo que fuera reconocido como uno de los genios de la pintura, cuya producción habría de ejercer una influencia determinante en todo el arte del siglo XX, especialmente en el fauvismo y el expresionismo. Pintor de la luz, su pincelada tosca y torturada cautiva por la intensidad de su pasión interior.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos