Luis XIV de Francia

 
La guerra de Devolución. La gran ambición de Luis XIV era restaurar el gran imperio de su antepasado Carlomagno, convirtiendo Europa en un escenario donde las tropas francesas fuesen protagonistas. Con este criterio actuó primero en la llamada guerra de Devolución contra España, basando sus exigencias en el incumplimiento del contrato matrimonial con María Teresa, tal como el astuto Mazarino había imaginado. El resultado fue la obtención de algunas plazas fuertes en la frontera con los Países Bajos, de gran importancia estratégica para los franceses. Igualmente, se adjudicó Lorena y el Franco Condado en una guerra contra Holanda y anexionó a la corona una serie de territorios que a lo largo de la historia habían pertenecido alguna vez a Francia. En suma, la política expansionista del Rey Sol se impuso en Europa y confirmó a su ejército como el más poderoso y mejor preparado de la época. En la imagen, Luis XIV en el asedio de Besançon, de Adam Frans van der Meulen (1674).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información