Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Germán Busch

(Germán Busch Becerra; San Javier, 1904 - La Paz, 1939) Militar y político boliviano que fue presidente de la república entre 1937 y 1939. Héroe indiscutido de la Guerra del Chaco, Germán Busch es una figura legendaria en la historia del país.

Hijo de padre alemán y madre española (Pablo Busch y Raquel Becerra), realizó sus primeros estudios en el Colegio Militar, donde se destacó por tener un carácter impulsivo y cambiante, y por ejercer un liderazgo indiscutido entre sus camaradas. Egresó con el grado de subteniente en 1929 y fue ayudante de órdenes del Estado Mayor.


Germán Busch

Durante la guerra del Chaco, conflicto que enfrentó a Bolivia y Paraguay, se ganó el sobrenombre de El Corsario de la Selva. Fue ascendido rápidamente gracias a su reconocido valor, que lo hizo célebre incluso entre las fuerzas enemigas, y ejerció una gran influencia sobre la tropa y sobre los oficiales, por lo que le eran confiadas las misiones más complejas y arriesgadas.

En su vertiente política, participó en tres golpes de Estado: contra Daniel Salamanca, contra José Luis Tejada Sorzano y contra David Toro. Dirigió el golpe de Estado que llevó al coronel David Toro a la presidencia el 17 de mayo de 1936, de cuyo gobierno nacionalista y antioligárquico formó parte y, bajo el cual se expropiaron los yacimientos petrolíferos de la Standard Oil de Nueva Jersey. En 1937 derrocó a Toro, y en 1938 la Asamblea Constituyente lo eligió presidente constitucional. Lamentablemente, en abril de 1939, mal aconsejado, clausuró el Congreso y se declaró dictador sin razones demasiado claras, pues no contaba con oposición a su gobierno.

Su principal acto de gobierno consistió en el control total de las exportaciones mineras, y en la renacionalización del Banco Minero de Bolivia. Se enfrentó duramente con las compañías mineras, a las que intentó imponer una ley que obligaba a entregar al estado la totalidad de sus divisas. Sus medidas nunca fueron del todo efectivas, pues las incumplían sus propios ministros, que respondían a los intereses de la oligarquía minera. Durante su mandato se firmó además la paz definitiva con Paraguay y se promulgó la Constitución de 1938, muy avanzada en temas relacionados con la cuestión social, la familia y la libertad de cultos.

Germán Busch se suicidó, en ejercicio de la presidencia, el 23 de agosto de 1939. Su muerte desató agrias polémicas acerca de los auténticos motivos del suicidio, y buena parte de la opinión pública pensó que se trataba de un asesinato perpetrado por sus oponentes políticos. Nunca se pudo establecer la verdadera causa y su sepelio constituyó una manifestación multitudinaria de pesar, que congregó a todo la ciudad de La Paz.

Aún hoy, la memoria de Germán Busch es venerada por los bolivianos, como héroe del Chaco y de la liberación nacional, y también como impulsor de la experiencia del "socialismo militar", que las fuerzas de la oligarquía conservadora se encargaron de cancelar.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos