Biografias y Vidas
Inicio
Buscador
Índices
Monografías
Reportajes

Paul Celan

(Paul Anczel; Czernowitz, 1920 - París, 1970) Poeta alemán. De origen judío, fue educado en la tradición jasídica e inició sus estudios de medicina y Románicas que la invasión de su región natal por las tropas alemanas le obligó a interrumpir. Internado en un campo de concentración, logró huir a la U.R.S.S. y permaneció allí hasta el final de la guerra. Entre 1945-47 vivió en Bucarest, donde aparecieron sus primeros poemas en la revista Agora. Poco después se trasladó a París, ciudad en la que estableció su residencia definitiva, dedicándose a la traducción y a la enseñanza en la Escuela Normal Superior. Se suicidó arrojándose al Sena.

Considerado el poeta más importante de la posguerra en lengua alemana, en su obra concurren influencias muy diversas que van desde la tradición hebrea hasta el simbolismo francés (Rimbaud, Mallarmé), los surrealistas (P. Eluard) y algunos clásicos de la lírica alemana (Hölderlin, Rilke). Los traumas de la persecución durante la guerra y del asesinato de sus padres en un campo de exterminio nazi inciden en algunas de las composiciones de su primer libro de poemas, Adormidera y memoria (Mohn und Gedächtnis, 1952), articulado en cuatro partes y al que pertenece la célebre Fuga de la muerte, expresión conmovedora del destino del pueblo judío.

De las tensiones entre las esferas del sueño, espacio del inconsciente, y de la realidad, ámbito de lo histórico-fáctico, surge un complejo entramado de imágenes y símbolos de un hermetismo que irá depurándose cada vez más en su producción ulterior, aunque la poesía fuera para Paul Celan ante todo un "espacio de comunicación", y también de comunicación con lo trascendente. Su lenguaje poético intenta en cierto modo la negación de la mera expresión y el reflejo de las cosas, de los acontecimientos; se compone de espacios vacíos y de palabras arrancadas al silencio. El punto de partida de la mayoría de sus composiciones es, sin duda, la muerte y la destrucción provocadas por la devastación que la guerra trae consigo, así como el intento constante de buscar una comprensión del propio yo, un intento tristemente fallido.

Tras la publicación de títulos como De umbral en umbral (1955), Rejas de lenguaje (1959) y La rosa de nadie (1963), esenciales dentro del conjunto de su obra, aparecieron Cambio de aliento (1967), Coacción luminosa (1970) y, póstumamente Finca del tiempo (1976), donde la condensación y el despojamiento verbal alcanzan sus más altas cotas. Destacan asimismo sus versiones de poesía francesa (Valéry, René Char), italiana (Ungaretti) y rusa (Esenin, Mandelstam) al alemán. En 1960 le fue concedido el prestigioso premio Georg Büchner de las letras alemanas.

Inicio   Buscador   Índice alfabético   Recomendar sitio   Añadir a favoritos