Hilarión Daza

(Hilarión Grosolé Daza; Sucre, 1840 - Uyuni, 1894) Militar y político boliviano. Último de los llamados "caudillos bárbaros", fue presidente de la República entre 1876 y 1879.


Hilarión Daza

Hijo de un saltimbanqui italiano, de apellido Grosolín, Hilarión Daza fue conocido durante toda su vida con el apodo Chocholín, la manera en que él pronunciaba cuando era pequeño el apellido de su padre. De origen humilde, recibió toda su educación en los cuarteles, no sin antes experimentar los avatares de una vida de ratero en las calles de su ciudad natal. Salió del anonimato por su coraje y su fuerza física, méritos que le valieron ascensos en el ejército. Mariano Melgarejo lo nombró en 1864 comandante de edecanes.

En 1871 inició su carrera política sublevándose contra Melgarejo, su antiguo protector, al que traicionó por 10.000 pesos. Al morir el presidente Agustín Morales asumió interinamente la presidencia (1872), hasta la elección de Tomás Frías. También se rebelaría contra Frías, con quien había trabado una gran amistad y del que fue ministro de Guerra en 1876. Hilarión Daza presentó su candidatura a la presidencia en 1876, pero al negarle Frías su apoyo electoral, se hizo con el poder mediante un golpe de estado.

Derrocado en 1880, huyó a Europa, donde vivió fastuosamente a costa de las riquezas que había robado al país. Al fracasar sus negocios quedó hundido en la pobreza, por lo que regresó a Bolivia, con el motivo aparente de someterse al juicio que se le seguía por varios delitos, aunque lo que en realidad buscaba era asumir de nuevo el poder, añorado por muchos militares. Pero al llegar a la estación de Uyuni murió a manos del piquete que lo protegía.

Su gobierno fue dictatorial y se distinguió por su violenta represión contra el ex presidente Frías y sus colaboradores, así como contra los periodistas independientes que se atrevían a criticar su gestión. Esta actitud provocó numerosas rebeliones por todo el país. Por otro lado, en 1878 tuvo lugar en Bolivia la más intensa sequía de que se tenga noticia, lo cual desató una terrible hambruna que empujó a los campesinos hacia la ciudad en busca de alimentos.

En tan dramáticas circunstancias estalló además la guerra del Pacífico (1879-1883), cuya causa inmediata fue la tentativa del gobierno de Daza de cobrar para Bolivia impuestos, a modo de regalías, sobre el salitre explotado en la costa boliviana por empresas inglesas y chilenas. Daza se trasladó a Tacna a dirigir las operaciones, pero ante su incapacidad para dirigir la guerra, el coronel Eliodoro Camacho y otros altos jefes desconocieron su autoridad. En plena guerra, Hilarión Daza embarcó desde Arica hacia Europa (diciembre de 1879). Su gobierno es uno de los más funestos de la historia de Bolivia. Conocido como "el soldado mandón", Hilarión Daza constituyó una clara muestra de las nefastas consecuencias del caudillismo militarista.