Luis García Meza

(La Paz, 1929) Militar y político boliviano que fue presidente de Bolivia entre 1980 y 1981. En julio de 1980 encabezó un golpe de estado que impidió la toma de poder de Hernán Siles Zuazo, reelegido en elecciones presidenciales dieciocho días antes. Ocupó la presidencia de la república hasta agosto de 1981, en que fue obligado a dimitir. Su breve etapa de Gobierno se caracterizó por el aumento de la corrupción y del tráfico de cocaína.


Luis García Meza

Luis García Meza cursó sus estudios secundarios en un colegio de los hermanos La Salle. En 1947 ingresó en la Academia Militar, en el arma de Caballería. Una vez graduado, García Meza se convirtió en militar de carrera, y ocupó diversos destinos. En 1976 asumió el destino de comandante del Colegio Militar del Ejército, y en 1979, tras el golpe del coronel Natusch, ocupó el cargo de comandante general del Ejército.

En 1980 dio un golpe militar que derrocó a Lydia Gueiler, para impedir que Hernán Siles Zuazo, triunfador en las elecciones, asumiera el poder. Su mandato al frente del país estuvo caracterizado por la represión, la corrupción y la protección del narcotráfico. Fue obligado a dimitir al año siguiente por la corrupción administrativa y su presunta complicidad con el narcotráfico. Entregó la presidencia de la república a una Junta de Generales, que nombró a Celso Torrelio presidente de la nación.

Desde febrero de 1986 pesaron sobre él los cargos de asesinato, persecuciones, narcotráfico, violación de la Constitución política del Estado y de los derechos humanos, así como otros delitos cometidos durante su mandato. Prófugo de la justicia desde el verano de 1989, fue buscado intensamente por las autoridades bolivianas.

Finalmente y gracias a una denuncia, el 11 de marzo de 1994 fue detenido en su domicilio cerca del aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, con doble documentación falsa brasileña, a nombre de Jorge Torrales, y pasaporte boliviano, como Carlos Crespo Yangua. Residía en Sao Paulo desde febrero de 1993. En el momento de su detención estaba acompañado de su asesor el coronel Gualberto Rico, y de su compañera, la joven brasileña María Divina de Azevedo.

Recluido en un cuartel de la Policía Militar de Brasilia y solicitada la extradición por parte del gobierno boliviano el mismo día de su detención, el 19 de octubre de 1994 el Tribunal Supremo Federal de Brasil concedió su extradición. Días después, Brasil renunciaba a su derecho a encausarlo por falsificación de documentos. Recurrida la sentencia, ésta fue confirmada por la judicatura brasileña el 8 de febrero de 1995. Extraditado por la Justicia brasileña, Luis García Meza llegó a La Paz en la madrugada del día 15 de marzo de 1995, y fue trasladado al penal de máxima seguridad de Chonchocoro, cerca de la capital boliviana.